Belén Esteban, este martes en «Sálvame»

Belén Esteban, indignada con la actitud de Jesulín de Ubrique con Andrea Janeiro

La colaboradora de televisión se enteró en pleno directo que su exmarido se encontraba en Madrid y no había llamado a su hija. Eso sí, invitó a su hija a su regreso a los ruedos el próximo 19 de agosto en Cuenca

ABC
Actualizado:

Belén Esteban tuvo una tarde de lo más difícil este martes. Se enteró en pleno directo, mientras se encontraba en el plató de «Sálvame», que el padre de su hija, Jesulín de Ubrique, estaba en Madrid para participar en distintos programas de televisión y no había llamado a su hija, Andrea Janeiro, para verla.

Hace exactamente cinco días que la joven cumplió 19 años y, como se contó este martes en «El programa del verano», el torero habló con ella por teléfono y la invitó a su regreso a los ruedos el próximo 19 de agosto en Cuenca. Pero, ¿no hubiese sido lo correcto visitar a una hija aprovechando que se encuentra en la misma ciudad y, que encima, hace mucho que no ve? Algo similar se debió de preguntar la colaboradora de televisión que, aunque ya está acostumbrada a la ausencia de su padre en la vida de su hija, nunca le deja de sorprender su actitud a juzgar por su reacción en el espacio de Telecinco. Cierto es que la relación entre los progenitores no es la idónea, pero puede que haya que aparcar las diferencias por el bien de un hijo.

Como cualquier madre cuando siente que atacan o hacen daño a su hija, Belén Esteban saca las uñas por lo que más quiere. Aunque tiene prohibido hablar de su hija por petición de la misma, Esteban no pudo contenerse. Durante toda la tarde intentó morderse la lengua, pero cuando no pudo más, se mostró implacable y le dedicó unas palabras a su expareja: «Aterriza, que ese mundo fantasioso no existe. Aterriza, porque vives en un mundo que no es real. Ese mundo fantasioso no existe».

Belén Esteban, durante su intervención en «Sálvame» este martes
Belén Esteban, durante su intervención en «Sálvame» este martes

La princesa del pueblo recordó al torero que en su regreso a los ruedos habrá medios de comunicación y, más después de la campaña de marketing que está haciendo, algo que su hija rechaza, pues quiere ser una persona anónima. Ella misma mandó un comunicado a los medios de comunicación pidiendo por favor que respetasen decisión.

«Igual que ella mandó un comunicado para que no se la nombre más, ni aquí (en Sálvame) ni en otros medios de comunicación. Ella ha demostrado que no quiere pertenecer a este mundo y el primero que lo tiene que respetar es su padre, Jesús Janeiro Bazán», le espetaba Esteban a su expareja.

La colaboradora también le ha recordado la suerte que tiene de que ella no pueda hablar de él, por petición de su hija, porque se «liaría gorda»: «Me duele muchísimo este tema y este señor tiene suerte de que no puedo hablar por lo que tenemos en común, pero para mí sería tan fácil contar cosas... Diría una cosa que se liaría gorda». Belén, muy enfadada y visiblemente afectada con el tema, ha zanjado el tema antes de que perdiese los nervios deseándole, con mucha ironía, suerte en su regreso: «Suerte el día 19. Que cortes muchas orejas y muchos rabos».