Rob Kardashian y Blac Chyna disfrutando de un día en la playa
Rob Kardashian y Blac Chyna disfrutando de un día en la playa - GTRES
INSTAGRAM

Blac Chyna está destrozada tras la venganza de Rob Kardashian en Instagram

La cantante ha roto su silencio después de que su exnovio publicara fotos suyas desnuda en Instagram

MadridActualizado:

La semana pasada, la modelo Blac Chyna fue noticia involuntariamente después de que su expareja, Rob Kardashian, en pleno ataque de celos e ira, publicara en Instagram fotos suyas desnuda. Como ellos mismos mostraron en su propio «reality show» , la empresaria y Rob tenían una relación de idas y venidas desde prinicipios de 2016.

Blac Chyna y Rob Kardashian dándose un beso
Blac Chyna y Rob Kardashian dándose un beso - GTRES

Con fotos y mensajes, Rob llevó a cabo la que llaman «La venganza porno». Acusó a su expareja de interesada, de infel, de consumir drogas y de haberle prestado 100.000 dólares (87.722 euros) para operaciones estéticas. Ataques que reenvió en Twitter después de que Instagram le cancelara la cuenta.

Blac Chyna ha explicado hoy en el programa «Good Morning America» (de la cadena Abc): «Se trata de una persona en la que confiaba. Simplemente me siento traicionada. Él no me respeta, así que si no me puede respetar deberá respetar la ley». Chyna, acompaña de su abogada Lisa Bloom, ha dicho en el programa que va a poner una denuncia y solicitar una orden de alejamiento. Además, ha explicado que si ha contado lo acontecido por televisión es para ayudar a cualquier mujer que se encuentre en su situación.

«El porno negativo es un delito, una forma de abuso doméstico», ha explicado la abogada en el programa de televisión. Todavía no se han presentado los cargos contra Rob, pero Chyna quiere seguir compartiendo la custodia de su hija en común. Ante los que la acusan de querer conseguir fama, ha dicho: «Yo soy Angela White. Soy Blac Chyna y ya era Blac Chyna antes de los Kardashian».

Su abogada Lisa Bloom va a por todas. Este es el mensaje que ha escrito en Twitter sobre el caso de Chyna: «Señor Kardashian, está avisado: el porno de venganza es ilegal. El ciberbullying a una expareja es acoso. Chyna terminó su relación hace meses y tiene todo el derecho a vivir su vida como ella quiera, trabajar donde quiera, vestirse como quiera, salir con quien quiera y mantener relaciones con quien quiera. Creemos que este asunto es muy importante para los derechos de todas las mujeres, teniendo en cuenta que muchas chicas y mujeres han sido insultadas por sus exparejas. Sus intentos de avergonzarla y controlarla están siendo rechazados por la presente. Es su cuerpo y su elección. Su vida, su elección. Apártese».