Instantánea del enlace real
Instantánea del enlace real - Ángel de Antonio

Así se blindó el Rolls Royce de Don Felipe y Doña Letizia

Los trabajos se prolongaron durante dos meses

ABC
MadridActualizado:

Hoy se cumplen 15 años de uno de los enlaces más mediáticas y esperados en España desde finales del siglo XX, la boda entre el Rey Felipe VI y la Reina Letizia. Una jornada en la que se dieron cita casi 20.000 agentes, 1.200 invitados y que fue seguida por 25 millones de telespectadores.

ABC contó la boda de los entonces Príncipes de Asturias, pero también se analizaron hasta el más mínimo detalle todas las medidas de seguridad, pues se habían cumplido únicamente dos meses desde que se produjeran los atentados del 11 de marzo en Madrid.

Uno de los elementos que más intriga generó, tal y como recogió ABC en sus líneas, estaba relacionado con el Rolls Royce que los novios utilizaron para hacer su recorrido por las calles de la capital. «El reto era importante, ya que debía conjugar la seguridad de los novios con una buena visibilidad para que los ciudadanos pudieran homenajear» a los recién casados».

Página de este diario el 23 de mayo de 2004
Página de este diario el 23 de mayo de 2004 - ABC

El proyecto, aprobado por la Casa Real, fue encargado a la empresa especializada «Imaho Blindajes y Transformaciones» fundada en 1973 por Félix Hernández. Su hija Paloma, directora comercial en aquel año, explicó a este diario que habían sido necesarios dos meses de trabajo para que el automóvil cumpliera con los requisitos de seguridad establecidos.

Así, se estableció un sistema de acristalamiento con un material de vidrio capaz de resistir a proyectiles homologados por la UE, cuyos niveles exactos de resistencia no se hicieron públicos por seguridad. Otra de las medidas establecidas consistió en acoplar un sistema de aire acondicionado independiente del motor que, por su antigüedad, podría haberse resentido.

Todas estas precauciones se llevaron a cabo sin olvidar la comodidad del automóvil, que fue especialmente acondicionado en su interior. Sin embargo, los trabajos permitieron devolver el Rolls en las mismas condiciones en las que fue entregado, muy importante al tratarse de una pieza única.