El calvario de Michael J. Fox al enterarse de que padecía párkinson

El actor concede una entrevista en la que cuenta que pasó por una profunda depresión y se refugió en el alcohol

ABC
Actualizado:

Michael J. Fox (57 años) ha concedido una extensa entrevista a la revista «People» en la que no ha dudado en hablar de uno de los peores momentos de su vida: cuando se enteró de que tenía párkinson en 1991.

De primeras, el conocido intérprete se refugió en el alcohol después de caer en una profunda depresión. Llegó hasta tal punto, que escondía las botellas para que su mujer, la actriz Tracy Pollan, no se enterase. «Después de un año bebiendo me cansé y decidí ir a terapia», ha reconocido. Fue cuando se dio cuenta del daño que estaba haciendo a su familia, por lo que decidió pedir ayuda. «Mi matrimonio mejoró y mi carrera despegó de nuevo», añadió.

A partir de ese momento tan crucial en su vida decidió trabajar solo en proyectos que le apasionasen: «Cuando recibí el diagnóstico decidí trabajar solo en cosas que me gustaban, algo que no creo que hubiera hecho de estar sano porque había demasiado ego».

Una de las cosas que más disgusta al actor es haber provocado, desde que se hizo pública su enfermedad, que a la gente le dé lástima. «La gente me mira con miedo y tristeza en sus ojos. Aunque yo esté bien, la gente tiene miedo. No me gusta provocar lástima. Ojalá fuera yo el autor de esta frase, pero no lo soy: la lástima es una forma benigna de abuso», reconocía tiempo atrás a «The Guardian».

Esta entrevista coincide con el reencuentro que tuvieron los protagonistas de «Regreso al futuro» este pasado fin de semana. Los actores Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson y Thomas Wilson no quisieron perderse la oportunidad de recordar viejos tiempos y, al mismo tiempo, plasmar la cita con una fotografía que no ha pasado desapercibida en las redes sociales.