Carlos Baute y su hijo, José Daniel Arellán
Carlos Baute y su hijo, José Daniel Arellán

Carlos Baute, demandado por su hijo «secreto»

José Daniel Arellán reclama al cantante una pensión alimenticia alegando que se encuentra en una «situación de necesidad» al no disponer «de los medios económicos suficientes para subsistir de manera digna»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Carlos Baute (45 años) y Astrid Klisans (34) se convertían en padres de nuevo este pasado mes de julio después de que la pequeña Alisse naciese. La nueva integrante se sumaba a los otros dos hijos del cantante con la arquitecta, Markuss (3) y Liene (1). Desde que se dieron el «sí, quiero» en 2011, la pareja ha conseguido formar una idílica familia numerosa que estos días se ha visto empañada por la situación del cuarto hijo del cantante, José Daniel Arellán.

Cuando apenas tenía 15 años, Carlos Baute tuvo un hijo con una joven, Náyera, dos años menor que él, al que terminó por reconocer a finales de 2012 gracias al empujón que le dio José Daniel Arellán tras varios años reclamando ser reconocido como hijo de. Siete años después de aquella victoria, el hijo del cantante le pidió 20.000 euros por daño moral, tal y como recogía en abril de este año la revista «Semana».

«El cantante le ha causado graves padecimientos psíquicos por su actitud omisiva y negando su paternidad, se negó a facilitar las pruebas de paternidad, lo que sumió al hijo en una situación de gran angustia e impotencia», explicaban los abogados del joven a través de un comunicado. «Asimismo, constituye una situación de humillación y decepción constante para el hijo biológico las numerosas publicaciones en redes sociales de su padre con sus otros hijos, mostrando afección y buena relación paternal, lo cual nunca ha demostrado, ni ha intentado tener con el hijo biológico, incluso después de reconocida su paternidad judicialmente».

Ahora, el joven ha presentado a través de su letrado, Fernando Osuna, una demanda contra el cantante para reclamarle una pensión alimenticia de 1.400 euros alegando que se encuentra en una «situación de necesidad» al no disponer «de los medios económicos suficientes para subsistir de manera digna» y apelando al artículo 143 del Códido Civil, según desvela «Informalia» y ha podido confirmar ABC.