Colate Vallejo-Nájera - Manuel Trillo

Colate Vallejo-Nájera: «Nunca he hablado mal de Paulina y le deseo lo mejor»

El ex marido de la cantante emprende una nueva etapa con una webserie desde Miami

Corresponsal en MiamiActualizado:

Hay vida después de Paulina Rubio. El exmarido de la «chica dorada», Nicolás Vallejo-Nágera, más conocido por Colate, se está reinventando en Miami, donde vive desde hace once años y en la que permanece para estar con el hijo que tuvo con la cantante. Tras años de frecuentes apariciones en el papel cuché y los programas del corazón por su tormentoso divorcio y las constantes visitas a los juzgados, está dispuesto a dar una nueva imagen de sí mismo.

Colate recibe a ABC en los estudios de Sierralta Entertainment en Wynwood, un pujante barrio donde las galerías de arte y las start-ups florecen en un paisaje hipster lleno de grafitis. Con esta productora desarrolla su nuevo proyecto, una webserie en la que se interpreta a sí mismo y que lleva por título «Colateando».

Según lo define, se trata de un «docu-reality» en el que se comparten «experiencias de Miami» y se dan a conocer lugares de la ciudad a través suyo. «Soy un personaje cuya cara y nombre son muy conocidos, pero cuya personalidad y forma de ser son muy desconocidos». «Hay una buena parte de mí en el personaje de Colate -explica-, pero quizás exagerando algunas cosas o destacando otras». En su opinión, muchos hablan de él sin conocerle y se forman un juicio por «algo que le han contado o unas imágenes que ven». En cambio, ahora confía en que se conozca un Colate «más real». Él se define como una persona «humilde, divertida y educada», cuyo «mayor defecto y mayor virtud» es ser «buena persona». Con «Colateando», sostiene, «la gente ya se está sorprendiendo» de comprobar cómo es.

En los primeros capítulos, se le ha visto cómo llevaba a su coche a un establecimiento de lavado y acababa haciendo él mismo la limpieza o cómo se ponía a servir tras la barra de un restaurante español de Miami Beach.

Se trata de un formato «moldeable», que puede acabar en «un programa de televisión convencional» o quedarse en internet, donde «puedes hacer lo que te dé la gana», subraya. Por ahora, está satisfecho con los resultados y los comentarios, aunque no tiene «unas expectativas» concretas. «Vamos día a día, sabemos que tenemos un producto que está bien, actual, que se puede ir adaptando a las necesidades de la cadena que lo compre, del cliente que lo vea o de las marcas que lo patrocinen», explica.

Colate con «La chica dorada», Paulina Rubio
Colate con «La chica dorada», Paulina Rubio - AP

Colate está tratando de dejar atrás unos años marcados por sus «asuntos legales» de diverso tipo. «Me han pasado cosas un poco extraordinarias, e incluso injustas», recuerda, como cuando le denunció un ex socio a quien confió su empresa al irse a Miami. «También he tenido un divorcio un poco complicado y muy mediatizado, que no es bueno, y eso al final te exprime mucho, te quita mucha energía», confiesa. Para él, fue «una experiencia muy negativa». Asegura que «no lo quería así», pero se lo toma «como pruebas que te pone la vida». Ahora, afirma que «por suerte prácticamente está todo arreglado ya» y eso le ha dado «más tiempo, libertad y fuerza para hacer cosas». «Desgraciadamente -resume-, me he tenido que dedicar mucho a eso estos últimos años», pero «el tiempo va poniendo las cosas más tranquilas, en su sitio».

En cuanto a su actual día a día, sostiene que Miami es «una ciudad muy difícil, a pesar de que parezca maravillosa, y de que lo sea en muchos aspectos». Según dice, hace una vida «alrededor de su hijo».

Volcado con Nico

Con el acuerdo al que llegó con su ex esposa, cada uno lo tiene una semana consigo y él procura que su actividad profesional le permita dedicarle tiempo al pequeño Nico, que ha alcanzado ya los 5 años. Colate, que actualmente no tiene pareja, no cuenta con nadie que le ayude cuando le corresponde estar con su vástago, lo que supone «una dedicación las 24 horas», pero reconoce que es «el mejor trabajo del mundo» y el que más le «llena».

Sobre el reciente nacimiento del segundo hijo de Paulina Rubio, fruto de su relación con Gerardo Bazúa, Colate dice alegrarse «mucho» por ella y desearle «que sea lo más feliz». «Siempre he hablado bien de ella, le he deseado lo mejor y siempre lo haré» y «un hijo siempre es una buena noticia, una bendición», recalca. Así mismo, se alegra por su propio hijo, porque así tiene «un hermanito». «Como yo todavía no se lo puedo dar y no parece que vaya a caer a corto plazo…», comenta. Nico se lo pide, cuenta, pero él le responde que «está difícil», porque no tiene pareja y le pide que le busque una, y el pequeño incluso le presenta algunas «propuestas».

En cuanto a Bazúa, aunque no le conoce mucho y solo lo ha visto «un par de veces», le da «buena sensación» y tanto su hijo como amigos comunes le «hablan bien de él», por lo que se muestra «encantado».