Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo - Instagram

Cristiano Ronaldo se pone manos a la obra

Este nuevo hotel se añadirá a los Pestana CR7 de Funchal y Lisboa, mientras que el Pestana Plaza Mayor se inaugurará el lunes 13 de mayo en Madrid, pero no tiene nada que ver con el jugador de la Juventus

Corresponsal en LisboaActualizado:

Cristiano Ronaldo no descansa en su empeño como inversor y su faceta de empresario hotelero ve llegar la hora de su tercer establecimiento, que abrirá sus puertas en Marrakech el año próximo. Después de Funchal y Lisboa, se decide así a expandir su apuesta por este sector, denominada con la submarca Pestana CR7 porque responde a su alianza con el magnate (igualmente madeirense) Dionisio Pestana, en una ciudad que conoce muy bien, especialmente desde que solía dejarse ver con el boxeador Badr Hari en fiestas de lujo.

Ahora el propio jugador de la Juventus ha ratificado en las redes sociales que el proyecto va viento en popa y que en 2020 se convertirá en una realidad palpable. Sus palabras de confirmación vienen acompañadas de unas fotografías tomadas en la ciudad marroquí, en las que aparece al lado de Georgina Rodríguez y de su hijo mayor, Cristianinho. Todos lucen un casco en la cabeza porque visitaron las obras de construcción para comprobar sobre el terreno que todo marcha correctamente.

Cristiano Ronaldo junto a su pareja y su hijo
Cristiano Ronaldo junto a su pareja y su hijo - Instagram

Se da la circunstancia de que este lunes 13 de mayo se inaugurará en Madrid el Pestana Plaza Mayor, pero esta otra marca del grupo hotelero portugués no tiene nada que ver con la asociación comercial junto al delantero de la Juventus. Es el edificio donde se ubicaba antiguamente la Casa de la Carnicería, con una entrada lateral por la calle Imperial y un precio inicial en promoción a partir de 160 euros la noche.

La distinción está muy clara dentro del Grupo Pestana: los hoteles que llevan el sello de CR7 responden a la línea «Lifestyle», mientras que los restantes pertenecen a la línea «Collection». Tienen aún un tercer vértice de su negocio: las «pousadas», palabra portuguesa equivalente a «paradores nacionales». El Pestana CR7 Marrakech se ubicará en la emblemática Avenida de la Ménara y contará con 168 habitaciones. No faltarán una piscina, un spa, un moderno gimnasio, un centro de negocios y dos restaurantes.

El enclave estará rodeado de cafés, oficinas, galerías de arte y salas de exposiciones, por lo que los clientes tendrán acceso a numerosas actividades complementarias. «Estamos encantados de formar parte de este proyecto. Marrakech es un destino sofisticado creciente, perfecto para el «lifestyle» que caracteriza esta submarca», declaró hace unos meses José Roquette, uno de los principales ejecutivos del Grupo Pestana.

Ronaldo conoce bien la ciudad del norte de África, donde solía residir el boxeador Badr Hari, gran amigo suyo (con doble nacionalidad holandesa y marroquí). Hasta allí viajó en múltiples ocasiones para visitarle, aunque ciertamente aconteció antes de conocer a Georgina Rodríguez. Llegó a trasladarse a Marrakech hasta tres y cuatro veces por semana en su avión privado, cuando salía del entrenamiento diario en la ciudad deportiva del Real Madrid.

Dos horas le llevaba plantarse allí para pasar las tardes con Hari, un hombretón fornido que mide 1,97 y pesa, por tanto, más de 100 kilos. Ya de noche, Ronaldo abandonaba el lujoso domicilio de su amigo (rodeado de una espectacular piscina) y volvía a Madrid para no faltar a la mañana siguiente a la cita con sus compañeros en el campo de entrenamiento de Valdebebas.

La amistad de Cristiano con el polémico boxeador, que salió de la cárcel tras cumplir condena en Ámsterdam por varios comportamientos violentos, arrancó durante unas vacaciones del delantero en 2015 y se fue estrechando cada vez más. De hecho, este luchador llegó a difundir en las redes sociales unas fotografías en las que sostenía en brazos a Cristiano y escribía de forma jocosa: «Recién casados». También se pudo ver al delantero portugués vistiendo ropas típicas de Marruecos al lado de su compinche.

Instagram
Instagram