Jesulín de Ubrique coge en brazos a su hija Andrea Janeiro - Gtres | Vídeo: Jesulín planea reunir a sus tres hijos

SálvameLa criticada exposición mediática a la que Jesulín de Ubrique quiere someter a su hija Andrea Janeiro

El torero quiere que su hija vaya a verlo en el que será su regreso a los ruedos, a pesar de la masiva afluencia de medios que se esperan

ABC
MadridActualizado:

Su fallida relación con Belén Esteban convirtió a Jesulín de Ubrique en principal objetivo de la prensa del corazón, momento en el que decidió apartarse del foco mediático hasta hace relativamente poco cuando la enfermedad de su mujer María José Campanario le empujó a volver a atender a los medios.

Hace poco más de una semana saltó la noticia de que Jesús Janeiro Bazán volverá a vestirse de luces. Será el próximo domingo 19 de agosto, en la feria de San Julián de Cuenca, en una corrida de toros de «Román Sorando» en la que alternará con Juan José Padilla y Cayetano. El regreso de Jesulín, de 44 años, es toda una sorpresa, ya que nadie lo esperaba. Aunque nunca ha dejado de torear festivales, el de Ubrique se vistió por última vez de luces hace más de seis años: el 7 de abril de 2012, Sábado Santo, en Priego de Córdoba. Para darle más propaganda al festejo, el propio Jesulín ha rodado un «spot» en Cuenca con 70 personas, sobre todo mujeres y niños, en el que aparece entrenándose en la plaza de toros o por las calles del casco histórico.

Para su gran vuelta, el torero quiere que toda su familia esté presente. Eso incluye a su primogénita Andrea Janeiro, fruto de su fallida relación con Belén Esteban. El matador está decidido a que su hija vaya a verlo en el que será su regreso a los ruedos, a pesar de la masiva afluencia de medios que se esperan, algo que no ha debido hacer demasiada gracia a la colaboradora de «Sálvame», quien siempre ha recriminado a Jesulín su escasa implicación como padre.

Exclusiva

No es la primera vez que el torero cuenta con su hija para un gran evento. Hace unas semanas se descubrió que Jesulín de Ubrique y María José Campanario renovarán sus votos matrimoniales después de verano. A la ceremonia está previsto que acudan todos sus familiares y amigos; sin embargo de momento la única duda es la asistencia de Andrea.

Según explicó un trabajador de la finca «Ambiciones» al portal web «Look»: «Jesús quiere convencer a su hija para que vaya a esa segunda boda. Creo que ha recibido una cuantiosa oferta si consigue juntar a sus tres hijos en una exclusiva que daría mucho que hablar. No dejará de intentar ese reencuentro», concluía.

Al parecer, el torero habría recibido una cuantiosa oferta si consigue juntar a sus tres hijos, en una exclusiva que daría mucho que hablar. A Belén Esteban no le agrada en absoluto la idea. Fuentes cercanas a la colaboradora han explicado al mismo medio que «la niña no haría algo así, ni a su madre le gustaría que lo hiciera, prestándose a formar parte de una exclusiva con un padre que tan poco se ha preocupado por ella».