Miriam Saavedra - Telecinco / Vídeo: Miriam Saavedra y Carlos Lozano aclaran en qué punto están

Gran Hermano VipSe descubre la gran estafa de Miriam Saavedra

El pasado mes de abril, la exconcursante enseñaba a sus seguidores el «casoplón» que se había comprado a pie de playa en Lima y con unas impresionantes vistas al mar

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Miriam Saavedra salió vencedora de la última edición de «Gran Hermano Vip». Tras hacerse con el maletín de 200.000 euros, la joven se sentó en el sofá de «Sábado Deluxe» para zanjar todas las cuentas pendientes y reveló en qué se gastó el dinero. «Se ha especulado mucho pero el dinero lo voy a invertir en una propiedad para mi mamita», informó a principios de año. Una forma de agradecer que su madre fuese su mayor apoyo durante todo el concurso. «Hay que invertir el dinero en cosas productivas, no se puede despilfarrar porque nunca sabes cuándo puede faltar el pan», explicaba entonces, haciendo gala de su cabeza bien amueblada.

Mtmad
Mtmad

El pasado mes de abril, la exconcursante enseñaba a sus seguidores, a los que llama cariñosamente «muñecotes», a través de su canal en «Mtmad» el «casoplón» que se había comprado a pie de playa en Lima y con unas impresionantes vistas al mar. «Quería compartir esta felicidad enorme con todos vosotros porque no saben lo difícil, de verdad, que ha sido para mí cumplir este sueño maravilloso y estar aquí con mi mamita disfrutando», decía sin parar de bailar y mostrando las diferentes estancias de su nueva casa.

Mtamd
Mtamd

Este fin de semana, cuatro meses después, el programa «Socialité» ha destapado la gran mentira de la exconcursante, y es que jamás llegó a comprar la casa. «La casa es de un amigo mío, Miriam le pidió prestado el apartamento para hacerse unas fotos en marzo», explicó el administrador de la finca a través de una llamada telefónica. «Esa casa la voy a alquilar en verano. La casa está valorada en 500.000 dólares», añade mientras que la joven intenta excusarse: «Mi madre ahora mismo está muy bien instalada y muy feliz. Ha remodelado cosas, ha hecho cosas muy muy bonitas. En la casa que yo os enseñé», y añade: « Esa casa es similar a la casa que yo le compré. Lo que yo hice fue adelantar el contenido hasta que le entreguen la casa a mi madre. Es igual, con las mismas condiciones pero mejor decorada».