Carolina Cerezuela y el cantautor mallorquín Jaime Anglada, el pasado jueves en la sala Galileo Galilei
Carolina Cerezuela y el cantautor mallorquín Jaime Anglada, el pasado jueves en la sala Galileo Galilei - ABC

Doña Letizia, la gran ausente en el concierto de Cerezuela y Anglada

La Reina es una de las mayores fans del dúo. No pudo acudir por un compromiso privado

MadridActualizado:

El pasado jueves en la sala Galileo Galilei de la capital, Carolina Cerezuela y el cantautor mallorquín Jaime Anglada presentaron ante más de un centenar de selectos invitados su segundo trabajo. Cerezuela se encargó de invitar y recibir personalmente a todos los asistentes y no ocultó sus nervios porque se jugaba mucho con «Detrás del corazón» su segundo trabajo musical. Y se han superado. El cantautor mallorquín ha sabido sacar su lado más romántico componiendo temas como «Te quiero como tú me necesitas» , «Si no te tengo yo», «Aprender a querer» o una versión de «Me quedo contigo» de Los Chunguitos. Letras a las que pone voz Cerezuela que está soberbia en la interpretación y en la puesta en escena.

Sorbos de vino

Con un total look negro y botas y cinturón de cuero marrón desliza su larga melena rubia y su eterna sonrisa con la que se mete al público en el bolsillo al segundo tema. Entre sorbos de vino y una complicidad máxima con su descubridor en el escenario, Cerezuela, se atreve a dedicar «El Malecom de los recuerdos» a su marido, el ex tenista mallorquín y ahora entrenador de Rafa Nadal, Carlos Moyá. Discreto en un segundo plano le hace fotos para el recuerdo con el móvil y sonríe tímidamente porque el flechazo entre ellos hace tiempo que surgió. La pareja tienen tres hijos Carla, de 9 años, Carlos de seis y Daniela, de cinco.

Esta aventura musical se ha grabado en Nashville hasta donde el dúo viajó con unas guitarras colgando y con la esperanza de no defraudar a su público fiel, entre los que se encuentra la Reina Letizia, que este jueves no pudo acudir al concierto presentación porque tenía una cena pero seguro que ya le ha llegado a palacio este segundo trabajo.

Química en el escenario

Anglada se deshace en elogios a Carol como llama a su compañera y ella hacía a él, al que abrocha la camisa cuando se desata en el escenario. Lo suyo sucedió no surgió como dicen ellos hace tres años y desde entonces se han hecho inseparables musicalmente hablando. Ensayan todos los días en casa de uno u otro y se dirigen a todos los públicos que se han enamorado alguna vez, que saben lo que es echar de menos, que han tenido o tienen pareja. Algunos esperaban ver a Nadal entre los invitados en la sala pero la pareja guarda total hermetismo sobre lo que tiene que ver con el tenista. Moya y Cerezuela serán unos de los invitados especiales a la boda de la leyenda de Manacor que será más pronto que tarde aunque nadie se atreve a poner fecha, lo que es seguro es que no será antes del próximo torneo de Wimbledon. Lo del entrenador y la cantante es tan real que contagia, no empalaga.