Errores que salen caros: Famosos que perdieron contratos multimillonarios por escándalos personales

Muchas son las estrellas que debido a problemas en sus vidas privadas han perdido acuerdos de publicidad lucrativos

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

123456
  1. Las hermanas Olsen

    Mary-Kate y Ashley Olsen
    Mary-Kate y Ashley Olsen - REUTERS

    Actores, cantantes, modelos y estrellas del deporte por igual han participado en el icónico «Got Milk?», una campaña realizada en 2008 para animar a la gente a que consumiese leche. Una de las estrellas que participaron en el anuncio fueron las gemelas actrices Mary-Kate y Ashley Olsen, que ese año estaban luchando por alejarse de su imagen «Tween». Las hermanas aseguraron que aceptaron representar a la firma porque querían «ayudar a que nuestros fans sean igual de saludables que nosotras». Lamentablemente, pocas semanas después de que se publicase el cartel promocional se reveló que Mary-Kate era de todo menos «sana», y, de hecho, sufría por aquel entonces un trastorno de alimentación que vio su fin gracias a su ingreso en un centro de rehabilitación. El Programa de Educación de Procesadores de Leche decidió retirar la imagen que podía afectar a los más jóvenes debido a «la sensibilidad de la situación actual».

  2. Ronaldinho

    Ronaldinho
    Ronaldinho - STEFAN WERMUTH

    El futbolista brasileño Ronaldinho fue despedido de su patrocinio con Coca-Cola después de aparecer con una lata de Pepsi durante una rueda de prensa. El error le costó a la estrella cerca de un millón de euros de ingresos. El director de marketing de la compañía, Marcelo Pontes, alegó que habían tomado la decisión de prescindir del futbolista puesto que su actitud había resultado «embarazosa» añadiendo que el hecho fue «la gota que colmó el vaso».

  3. OJ Simpson

    OJ Simpson
    OJ Simpson - Reuters

    La estrella de fútbol americano OJ Simpson fue la imagen de la agencia de alquiler de Hertz en la década de 1970 y 1980. Durante su apogeo, el atleta fue uno de los nombres más comerciales dentro del mundo del deporte, hasta el año 1992 cuando comenzaron a salir a la luz acusaciones sobre abuso doméstico a diferentes mujeres. Ese año Simpson vio como perdía 550.000 euros al año de contrato.

  4. Kate Moss

    Kate Moss
    Kate Moss - AFP

    El 15 de septiembre de 2055, el diario británico Daily Mail publicaba unas fotografías de la supermodelo Kate Moss en las que consumía rayas de cocaína durante un estudio de grabación con su entonces pareja Pete Doherty. Apodada como «Cocaine Kate» por la prensa, la firma de cosméticos Chanel, que había contado con la modelo como imagen desde el año 2001 decidió desprenderse de su estrella. Lo mismo sucedió con la casa de moda Burberry, que en su declaración alegó que a pesar de que ya no trabajaban con la modelo, esta había «trabajado con éxito» durante los años que protagonizó el patrocinio de su publicidad. La cadena de ropa sueca H&M también cerró su contrato con la reina de las pasarelas «después de obtener quejas por parte de los clientes». Sin embargo, siete años después parece que las grandes firmas perdonaron y olvidaron el escándalo protagonizado por la maniquí y comenzó a trabajar de nuevo para diferentes marcas como Rimmel, Dior o Mango.

  5. Rihanna

    Rihanna
    Rihanna - Reuters

    En 2011 la cantante Rihanna apareció en una serie de anuncios para la marca Nivea, que celebraba el 100 aniversario de la firma. A pesar de ser conocida por su ropa sexy, representaciones obscenas, e incluso aparecer en los anuncios de la empresa de cosméticos desnuda. Tras las quejas del público, Nivea decidió prescindir de ella porque «su imagen tan atractiva se distanciaba mucho de la imagen familiar de la marca» que es sinónimo de «confianza, familiaridad y fiabilidad».

  6. Tiger Woods

    Tiger Woods
    Tiger Woods - AFP

    En 2009, cuando se descubrió el escándalo de las infidelidades que cometía el golfista cuando estaba apartado de su novia, la esquiadora Lindsey Vonn. Gillette fue una de las muchas marcas que decidió cortar su relación profesional con Tiger Woods. La firma se excusó diciendo que la marca había terminado su «campaña de Campeones». Woods también perdió el apoyo de otras marcas como Gatorade, AT&T y Accenture, tras el escándalo.