Georgina Rodríguez y su hermana, Ivana
Georgina Rodríguez y su hermana, Ivana

La escalada de la «hermanísima» de Georgina Rodríguez

Ivana se ha abierto su propio espacio en la corte de CR7 y cada vez gana más poder

LisboaActualizado:

Mientras Patricia Rodríguez anuncia «sorprendentes revelaciones» sobre el pasado de su hermana (de padre) Georgina (25) en el reality que la ha fichado para Telecino -«Gran Hermano VIP 7»-, la novia de Cristiano Ronaldo (33) se vuelca en su otra hermana, su verdadero baluarte. Ivana siempre está a su lado, evidencia fidelidad absoluta y no parece dispuesta a explotar la fama que ha entrado en su apellido como una exhalación. Eso sí, la «hermanísima» de Georgina Rodríguez cada vez cobra más influencia en la corte de CR7.

De momento, anda enamorada de Carlos García, el escultor asturiano que ha realizado el busto del jugador estelar de la Juventus instalado en el aeropuerto de Madeira. Suya es, por tanto, la obra que sustituye a aquella polémica estatua con firma portuguesa que Emmanuel Santos fraguó para el mismo emplazamiento al abandonar el salón de Llegadas en Funchal.

Georgina y su hermana acudieron a varios actos relacionados con la inauguración, lo que desató la pasión entre el artista e Ivana, quien venía de una relación lésbica, o al menos eso se difundió meses atrás. El caso es que la vida de esta joven ha dado un giro de 360 grados en poco más de un año. De momento, presenta un perfil mediático más bajo que su cotizada hermana, pero en poco tiempo sus avatares reclaman más y más la atención en las redes

Georgina Rodíguez
Georgina Rodíguez - Splashnews.com

sociales.

La inspiración

La flamante pareja se ha exhibido en plan mimos en Asturias y también en París. «Mi inspiración», le dice él. «Mi hogar», le contesta ella. Todo muy romántico, síntoma inequívoco de que la relación entre ambos solo acaba de dar sus frutos y de que ambos parecen prestos a llegar más lejos en sus intenciones.

La total confianza entre las hermanas Rodríguez es tal, que Ivana hace las veces de representante de la exdependienta de Gucci en Madrid, pues le llueven las ofertas de contratos publicitarios. En este sentido, se le acumula el trabajo hasta tal punto que ha llegado a declarar con cierto sentido del humor: «Creo que la asistente necesita de un asistente». Hay quien dice que, si no fuera por Ivana, tendría muy difícil Georgina resistir la constante presión mediática a la que se ve sometida en calidad de pareja del espectacular futbolista, encantado en su etapa italiana pero siempre con saudades de Madrid.