Sarah Ferguson y Manuel Fernández, en una boda en 2015
Sarah Ferguson y Manuel Fernández, en una boda en 2015 - GTRES

El español al que se relacionó con Sarah Ferguson, en pie de guerra por el brutal asesinato de su hermana

Manuel Fernández reclama a la policía de Essex casi un millón de libras

MadridActualizado:

Manuel Fernández, el español al que se relacionó con la duquesa de York, Sarah Ferguson, reclama casi un millón de libras a la policía de Essex por no haber evitado el brutal asesinato de su hermana, María Stubbings. Sostiene que desde su muerte, en el año 2008, no ha conseguido recuperarse.

Marc Chivers, quien fuera el novio de la víctima, la ahogó con una correa de perro y lanzó su cuerpo al inodoro. Ahora, el empresario, de 52 años, que protagonizó numerosos rumores de relación con Ferguson, reclama 900.000 libras en el Tribunal Central del Condado de Londres, alegando que el asesinato lo dejó «socialmente aislado» e incapacitado para trabajar.

Fernánez acusa a la Policía de no haber tomado las medidas necesarias para evitar que Chivers, que ya había matado a su anterior novia 15 años atrás en Alemania, volviera a asesinar a alguien. El convicto ya había pasado 15 años en prisión pero en 2008, dos años después de regresar a Reino Unido, conoció a Stubbings.

La Policía, por su parte, sostiene que su aislamiento social no fue tal ni le privó de disfrutar de diversos eventos, ya que en el año 2017 la revista «¡HELLO!» publicó unas imágenes en las que aparecía de fiesta con Sarah Ferguson y el actor Antonio Banderas.

A pesar de que en el año 2013 la Comisión Independiente de Quejas de la Policía reconoció que se había hecho una evaluación inadecuada del riesgo corría María Stubbings, el Jefe de Policía de Esex sostiene que los daños morales ocasionados que este alega, alcanzan la compensación económica de 6.000 libras.

Fernández, ex soldado, dice que sufrió un colapso tras el asesinato de su hermana, que le dejó «enfadado, deprimido y con pensamientos suicidas», y que experimentó un «dolor abrumador» durante más de 18 meses. Esto, afirma, afectó a su trabajo como director de ventas e hizo que perdiera su trabajo en 2010.

Sarah Ferguson y Manuel Fernández nunca llegaron a confirmar su relación. De hecho, la duquesa aseguró que se trataba únicamente de «un buen amigo».