Instagram

El espectacular desnudo integral de Bibiana Fernández que desafía a Instagram

La actriz se puso melancólica y decidió subir a la red social una imagen de 1994 en una playa de Bahamas

MADRIDActualizado:

Bibiana Fernández (40 ños) siempre ha sido una mujer muy fiel a sus principios, luchadora y sin complejos. Una vez más lo ha demostrado al subir una imagen de ella totalmente desnuda a su cuenta de Instagram.

La actriz se puso melancólica y buceó entre los recuerdos del pasado y las fotografías antiguas. Por aquella época Fernández protagonizó más de un posado y decidió elegir una para subir a su cuenta de la red social.

«Me la quitarán las mentes bien pensantes pero tengo insomnio, y cuando la vi recordé a Miguel Montero, en esta época hice muchos desnudos, y él me decía mujer hazte alguna vestida para mandársela a mi madre. Todo me trae recuerdos, si me la quitan no me importa, es que no me duermo. Bahamas, 1994. Lo más importante no es que la quiten o la dejen, es pensar que no ha molestado que no ven motivo de censura y esa habla bien de nosotros», escribe al lado de la espectacular imagen.

Me la quitarán las mentes bien pensantes pero tengo insomnio, y cuando la vi recordé a Miguel Montero, en esta época hice muchos desnudos, y él me decía mujer hazte alguna vestida para mandársela a mi madre, todo me trae recuerdos, si me la quitan no me importa, es que no me duermo 😳 Bahamas 1994📸 @pickandroll posdata mañanera dormí, ña, más importante que la quiten o la dejen es pensar que no ha molestado que no ven motivo de censura y esa habla bien de nosotros 💋

Una publicación compartida de Bibiana Fernandez (@thedevilisawoman) el

Con la fotografía en la que ella aparece desnuda en la playa, la actriz ha desafiado a la red social, que suele censurar este tipo de imágenes, aunque por el momento no parece que se hayan percatado.

Los últimos meses no han sido fáciles para Bibiana Fernández, que confesó que atraviese un duro bache económico. De hecho tuvo que poner a la venta su casa de Boadilla del Monte para pagar sus deudas con Hacienda. Según ella, se lo quitó todo, aunque no las ganas de empezar otra vez: «Tengo ganas y a mí me parece que las ganas son la base de la vida. Tengo ganas a la curiosidad, al deseo, al estar expectante, al esperar que la vida te vuelva a sorprender otra vez a pesar de haber vivido. Esa cosa me da como energía y me pega subidón. Si no estaría llorando por los rincones».