Paulina Rubio
Paulina Rubio - AGENCIAS

Famosos que se libraron de la cárcel

Con dinero, fama y un buen abogado, muchas celebrities han salido impunes de delitos penados con prisión

ABC.ES
MadridActualizado:

Algunos abogados pueden hacer milagros. Con el equipo adecuado de letrados se puede salir impune de muchos delitos. Siempre y cuando se tenga dinero para contratar un buen abogado. Ser famoso también ayuda en muchas ocasiones.

123456789
  1. Paulina Rubio

    Paulina Rubio
    Paulina Rubio

    En el año 2011 Paulina Rubio se libró de la cárcel gracias a su maternidad. La cantante alegó «una situación familiar en la que era necesaria», en referencia a que le estaba dando el pecho a su hijo de seis meses, cuando fue detenida por tener un accidente y ofrecer cierta resistencia a la autoridad. El agente, siguiendo la legislación del estado de Florida, arrestó a la artista, momento en el que Rubio empezó a gritar: «¡Auxilio!, no he hecho nada, panda de mentirosos. Mirad lo que están haciéndome. ¡Es un abuso!». Tras una hora de histeria gritando e insultando a los agentes, Rubio se relajó y se disculpó con la autoridad ya había cursado la correspondiente denuncia.

  2. José Fernando

    José Fernando junto a su padre Ortega Cano
    José Fernando junto a su padre Ortega Cano

    José Fernando se enteró que la juez de lo Penal número 5 de Sevilla había revocado la suspensión de la condena de un año y nueve meses de cárcel que le impuso por el robo y agresiones que cometió en el año 2013, debido a la reincidencia en su comportamiento delictivo. Su abogado consiguió en su momento que cumpliera su condena en el psiquiátrico, avalado por varias clínicas, donde detallan el debilitado estado en el que se encuentra el hijo de Rocío Jurado y Ortega Cano y que pone en duda su capacidad para ingresar de nuevo en la cárcel.

  3. Jaime Martínez Bordiú

    Jaime Martínez Bordiú junto a la que fue su novia, Ruth Martínez
    Jaime Martínez Bordiú junto a la que fue su novia, Ruth Martínez - Europa Press

    Un juez de Barcelona condenó a un año de cárcel a Jaime Felipe Martínez-Bordiú Franco, nieto del general Francisco Franco, por haber maltratado y amenazado a su novia, si bien no ingresó en prisión por no tener antecedentes penales.

    En la sentencia se probó cómo el nieto de Franco, durante una discusión en un hotel con la que entonces era su novia, Ruth Martínez, la agredió y la amenazó de muerte, motivo por el cual también se dictó una orden de alejamiento durante tres años.

  4. Lola Flores

    Otro de los momentos que hoy recordamos se sucedió en 1989, cuando «La faraona» tuvo que declarar ante la Justicia acusada de perpetrar fraude fiscal durante un lustro. En su momento se le pidieron 300 millones de pesetas de multa y unos seis años de prisión. Además de excusarse señalando que había llegado a esa situación por un despiste tributario, Lola dijo entonces una frase que ha pasado a la historia de la televisión y del mundo de las finanzas. «Si una peseta diera cada español... pero no a mí, a donde tienen que darla. Quizás saldría de la deuda». Después de señalar que no dudaría en irse a un estadio a tomarse una cerveza con todos estos benefactores, añadió también que «no sabía» que una persona «que no tiene dinero» pudiera sufrir tanto castigo por este tipo de delitos.

  5. María José Campanario

    María José Campanario
    María José Campanario

    El Tribunal Supremo condenó a María José Campanario, esposa del torero Jesulín de Ubrique, y a su madre, Remedios Torres, a un año y once meses de prisión dentro de la «Operación Karlos». Ambas fueron condenadas en 2011 por falsedad de documento oficial y tentativa de estafa al intentar lograr una pensión de la Seguridad Social para la segunda de ellas.

    Aunque esto no significó que María José Campanario ni su madre ingresasen en prisión, ya que, al no tener antecedentes penales, pudieron eludir su cumplimiento.

  6. Justin Bieber

    El joven cantante Justin Bieber ha causado una gran cantidad de problemas en su corta pero intensa carrera musical. Su abogado, Roy Black, tuvo que luchar mucho para librarle de algunos cargos considerables, incluidos el vandalismo y el asalto.

  7. Paris Hilton

    Apenas tres días después de ingresar en prisión, Paris Hilton logró abandonar la cárcel tras llegar a un acuerdo para su liberación. El «sheriff» del Condado de Los Angeles, Steve Whitmore ha pactó con Hilton un arresto domiciliario, en el que la artista estuvo en casa vigilada con una pulsera tobillera electrónica que controlaba sus movimientos. La heredera cumplió un total de 45 días confinada en su domicilio.

    La joven fue detenida en septiembre de 2007 por conducir bajo los efectos del alcohol, pero siguió al volante a pesar de que su permiso estaba anulado. Se le condenó por ncumplir las normas.

  8. Britney Spears

    Britney Spears
    Britney Spears

    La que fuera la «princesa del pop» estadounidense se enfrentó a la acusación de cargos menores por golpear con su coche a otro vehículo y darse a la fuga en agosto de 2007.

    Spears, con solo 25 años, fue acusada no solo de darse a la fuga el día que sucedió el accidente en un aparcamiento de Los Ángeles, sino de conducir sin licencia, por lo que, se enfrentaba a una condena de hasta seis meses en la cárcel y una multa de 1.000 dólares por cada cargo. Sin embargo Spears quedó impune y salió en libertad tras un jucio cuestionado por los medios estadounidenses.

  9. Charlie Sheen

    Charlie Sheen
    Charlie Sheen

    El 20 de mayo de 1998, Charlie Sheen sufrió una sobredosis de cocaína y fue hospitalizado. Al actor, que en ese momento se encontraba en libertad condicional en California por un delito de drogas anterior, se le prorrogó por un año adicional y entró en una clínica de rehabilitación. El 25 de diciembre de 2009, Sheen fue arrestado por agredir a su esposa, Brooke Mueller en Aspen, Colorado. Sheen fue acusado de delitos graves, así como asalto en tercer grado. El intérprete, representada por la abogada Yale Galanter, se declaró culpable de asalto menor como parte de un acuerdo con el fiscal y fue sentenciado a 30 días en un centro de rehabilitación de drogas, 30 días de libertad condicional y 36 horas de curso para controlar su ira.