Isabel II y Felipe de Edimburgo
Isabel II y Felipe de Edimburgo - AFP
REALEZA

Felipe de Edimburgo renuncia a un importante acto público por consejo médico

En contra de lo previsto, no acudirá mañana a Escocia conmemorar los cien años de la Batalla de Jutlandia

Londres Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El príncipe Felipe de Edimburgo, que el próximo 10 de junio cumplirá 95 años y es el varón más longevo de la historia de la monarquía británica, no encabezará mañana en contra de lo previsto los actos de conmemoración de los cien años de la Batalla de Jutlandia, la mayor conflagración naval de la Primera Guerra Mundial. El Palacio de Buckingham ha informado de que los médicos le han aconsejado no acudir a las Islas Orcadas, al Norte de Escocia, donde se oficiará una misa en la catedral de St. Magnus y posteriormente habrá un acto de recuerdo en el cementerio de Lyness, lugar de reposo de 450 combatientes británicos.

Palacio ha aclarado que el Duque de Edimburgo no ha sido hospitalizado, que mantendrá otros actos de su agenda y que aceptó el consejo de sus facultativos «a regañadientes». Sin embargo, la noticia de su ausencia en las Orcadas por motivos médicos fue destacada ayer por los telediarios británicos. El cronista de la BBC habló de «un catarro», pero acto seguido reconoció que simplemente era una especulación suya y que carecía de información.

El Duque de Edimburgo junto a la Reina y los Duques de Cambridge el 24 de mayo
El Duque de Edimburgo junto a la Reina y los Duques de Cambridge el 24 de mayo - AFP

La Reina y su marido, a pesar de que ella acaba de cumplir los 90 y él roza los 95, mantienen un impresionante programa de actos, con más de 300 compromisos el año pasado. De hecho, su agenda dobla a la de sus nietos Guillermo -que ya se ha ganado fama de vago- y Harry, quien ahora mismo no tiene otro empleo que sus tareas de representación de la corona.

En 2008, la prensa amarilla londinense publicó que el Duque de Edimburgo padecía cáncer de próstata, pero hubo de retractarse. En 2011 fue sometido a una angioplastia y al año siguiente sufrió una infección de vejiga. Hace tres años, causó baja once días por una operación en el abdomen. Pero desde entonces este hombre alto, enjuto y todavía fibroso, se mantenía en un sorprendente buen estado.

La Batalla de Jutlandia se desarrolló frente a las costas de Dinamarca entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1916 y enfrentó a la Marina Imperial Alemana y la Armada Real Británica. Murieron 6.094 marinos británicos y 2.551 alemanes. Fueron hundidos catorce barcos ingleses y once germanos. Ambos países se atribuyeron la victoria. Al acto de mañana, que ahora encabezará el Príncipe de Gales, acudirán descendientes de contendientes de ambas naciones. En su discurso Felipe Mountbatten, hijo del Príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca, iba a destacar la «resistencia y gallardía» de los combatientes.

Isabel se enamoró de Felipe -nacido en Corfú y de sangre griega, alemana y danesa- con solo 13 años, cuando el entonces apuesto príncipe heleno, un hombre rubio de 1.88 de talla, hizo de anfitrión para ella en una visita a un centro de la Armada. Padres de cuatro hijos y con uno que todavía no se ha ido de casa –Andrés- ,se dice que de puertas a dentro Felipe es quien manda en la familia Windsor, que se denomina a sí misma «La Empresa». El Duque de Edimburgo debe su carisma a sus populares salidas de tono y arrastra una divertida fama de gafe. Pero la Reina tiene en él su gran apoyo, la complicidad entre ambos es enorme tras seis décadas de matrimonio y se dice que su presencia la conforta y relaja enormemente.