La Princesa Eugenia de York junto a su hermana, la Princesa Beatriz en el Royal Ascot (Reino Unido) el pasado18 de junio.
La Princesa Eugenia de York junto a su hermana, la Princesa Beatriz en el Royal Ascot (Reino Unido) el pasado18 de junio. - GTRES

El gesto de Eugenia de York que despierta rumores de embarazo

La nieta de la Reina Isabel II ha acudido este martes al Royal Ascot acompañada de su hermana Beatriz

MadridActualizado:

Las redes sociales ardían este martes con las imágenes de Eugenia de York durante el Royal Ascot, el anual desfile que organiza la Casa Real británica y que reúne a las élites más selectas.. El motivo: un delatador gesto que ha hecho saltar las alarmas en todos los hogares ingleses. Ni Máxima de Holanda, ni la Reina Letizia fueron ese día el foco de todas las miradas. En esta ocasión, todas las miradas estaba puestas en la hija menor del Príncipe Andrés y Sarah Ferguson, quien llegó al desfile en carruaje junto a su hermana, la Princesa Beatriz de York.

Nuevo bebé real a la vista. O eso han dado por hecho tanto los internautas como los medios ingleses. Los rumores de embarazo se despertaban a raíz de que la heredera de los Ferguson fuera sorprendida con una mano posada sobre la parte baja de su vientre mientras mantenía una distendida conversación con la duquesa de Cambrigde, Kate Middleton.

Ese gesto, sumado a la mirada de su prima Zara dirigida directamente a esa zona del abdomen mientras le tocaba cariñosamente el hombro - como dando la enhorabuena - han sido suficientes para para que muchos dieran por hecho un nuevo embarazo real y se preguntaran cuándo tendrá lugar el anuncio oficial desde el palacio de Buckingham.

Por todos es sabido que Eugenia de York no se caracteriza por tener una constitución extremadamente delgada y, además, no acostumbra a llevar ropa ceñida, cosa que en está ocasión sí hizo, lo que dió aún más rienda suelta a las habladurías.

Lo cierto es que la nieta de Isabel II siempre ha expresado su deseo de ser madre joven y quién sabe si está a punto de cumplir su sueño de la mano de su marido, Jack Brooksbank. El empresario llamó la atención por convertirse en una de las grandes ausencias de la primera jornada del desfile real, pues siempre suele acompañar a Eugenia a este tipo de eventos desde que entrara a formar parte de la Familia Real británica.