Cristiano Ronaldo junto a Kathryn Mayorga - AFP

Giro sorprendente en el caso de Cristiano Ronaldo por supuesta violación

Se retiró la acusación por presunta violación ante el Tribunal del Estado de Nevada, pero los abogados de la mujer estadounidense recurren a una instancia superior

Corresponsal en LisboaActualizado:

Como si de un episodio de «CSI Las Vegas» se tratara, el caso contra Cristiano Ronaldo por presunta violación en esa ciudad norteamericana vive un golpe de efecto con la irrupción en escena de una de las abogadas de Kathryn Mayorga, la mujer que lo acusa.

En efecto, Larissa Drohobyczer ha confirmado que la demanda judicial en el Tribunal del Estado de Nevada fue retirada, pero que en realidad lo que han hecho es trasladarla al Tribunal Federal. Es decir, la defensa ha interpuesto una nueva demanda, que sustituye a la anterior. ¿Por qué? Pues porque desde la instancia regional observaron algunas limitaciones y dificultades para localizar a CR7 (y su ADN) en Italia, mientras que esas trabas desaparecen en un juzgado con competencias a nivel de todos los Estados Unidos.

Las palabras textuales de la letrada no dejan lugar a dudas: «La denuncia se retiró (de una corte estatal de Nevada) porque presentamos idénticos cargos ante una corte federal». Y concluye: «Básicamente, cambiamos la jurisdicción, pero la demanda se mantiene».

Esta estrategia de confusión, que ya se ha manifestado en otros casos judiciales de alto nivel en Estados Unidos, busca desconcertar aún más a la otra parte, en este caso a Ronaldo. Estos vaivenes hunden sus raíces en la petición formalizada el pasado mes de enero para solicitar una prueba de ADN del cinco veces ganador del Balón de Oro y compararla con los restos hallados en la vestimenta de Kathryn Mayorga aquella noche de 2009.

Hace solo dos meses, la Juventus anunció que la habitual gira veraniega del equipo por Estados Unidos no se realizará y que, en su lugar, jugarán en Asia. Y todo con tal de arropar a CR7 y protegerlo para que no tenga problemas si pone un pie en suelo estadounidense. Los presuntos hechos se remontan a 2009, cuando el goleador conoció a esa mujer en una discoteca de Las Vegas. De acuerdo con el testimonio de la afectada, tuvieron «sexo anal, sin lubricante ni preservativo» y en contra de su voluntad. Ya se planteó entonces denunciarlo, pero los dos llegaron a un pacto, como quedó rubricado en un documento en el que Mayorga aceptaba 325.000 euros a cambio de zanjar el conflicto. Mientras tanto, Cristiano se convirtió en el gran héroe de la victoria de Portugal sobre Suiza por 3-1 al marcar los tres tantos para meter a la selección en la final de la Liga de las Naciones.