Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti en La Traviata
Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti en La Traviata - MC8

Glamour, moda y celebridades en «La Traviata» de Valentino

Naty Abascal, Eugenia Silva y Rosario Nadal acompañaeron al modisto en el estreno de versión de esta ópera

ÁNGEL GÓMEZ FUENTES
Corresponsal en RomaActualizado:

Glamur, mundanidad, celebridades internacionales de la moda y del cine llenaron el Teatro de la Opera de Roma para el preestreno de una «Traviata» insólita: La obra más amada y conocida de Giuseppe Verdi se puso en escena bajo la dirección de la cineasta norteamericana Sofia Coppola, 45 años, ganadora de un Oscar, en su debut en la dirección lírica, y la producción del modisto Valentino, 84 años, quien diseñó los vestidos. Hoy martes será el estreno oficial, con ingresos en taquilla que superan todos los récords del Teatro de la Ópera de Roma: Hace días se habían vendido entradas por valor de 1,2 millones de euros, según datos ofrecidos por el director del teatro, Carlo Fuortes, quien adelantó que se superará con creces el coste de la producción, 1,8 millones de euros.

El preestreno se convirtió en la fiesta romana más internacional del año, ante la expectación suscitada por ver una Traviata única, con la eterna protagonista Violetta, interpretada por la soprano Francesca Dotto, capaz de vivir grandes pasiones, vestida esta vez de alta moda: Valentino le diseñó cuatro modelos, uno de ellos rojo, el clásico de su firma, conocido como el «rojo Valentino», «un color que llevo siempre dentro de mí», dijo el estilista. El teatro de la Opera de Roma se convirtió en una especie de pasarela, por cuya alfombra roja desfilaron numerosas celebridades: El director de cine ítaloamericano Frank Ford Coppola, presente para aplaudir a su hija Sofia; la actriz británica Keira Knightley, en rojo; Kim Kardashian, con vestido blanco abierto por la pierna casi hasta la ingle, acompañada por su marido, el rapero Kanye West; el príncipe Pablo de Grecia y su esposa, Marie-Chantal Miller; el actor Luke Evans; las actrices italianas Ornella Muti, Stefania Sandrelli, Monica Belluci y Laura Morante; las británicas Liz Hurley; las exmodelos Nati Abastal y Antonia Dell’Atte, y la diseñadora Diane de Furstenberg, entre otros célebres invitados. No faltaron representantes políticos, como la ministra de las Reformas Constitucionales y Relaciones con el Parlamento, la más popular del gobierno italiano, María Elena Boschi, con vestido negro y amplio escote lágrima.

Con esta Violeta «rojo Valentino», el mítico modisto ha querido hacer un regalo a su ciudad, donde su «maison» de moda nació y sigue viviendo hoy, manteniéndose como una de las más pujantes del lujo «made in Italiy». Pero esta «Traviata» única ha sido un regalo que se ha hecho también a sí mismo Valentino y al teatro: «Durante toda mi vida soñé siempre con hacer una Traviata, pero de una forma nueva, haciendo algo bonito que le guste a la gente», dijo Valentino, quien confesó que los cuatro vestidos de Violeta los diseñó en hora y media y que para dirigir la obra quiso a su lado a Sofia Coppola: «Los grandes maestros, desde Visconti a Zeffirelli, la Calas, Piero Tosi, Lila de Nobili me han inspirado en este mi nuevo empeño. No he querido una Traviata moderna y ridícula como se hacen muchas hoy, he querido una Traviata clásica y espléndida. He pedido a Sofia Coppola de dar ese toque moderno y sorprendente que la convertirá en especial», explicó Valentino. Por su parte, la cineasta considera a Violetta como un personaje «ligado a su forma de ser, es decir, una mujer también contemporánea»: «Es mi primera dirección lírica, pero la ópera la descubrí y amé desde pequeña con mi padre», afirmó Sofia Coppola.

En los últimos tiempos, Roma ha sido una capital con una imagen terrible, por sus numerosas deficiencias en transportes, limpieza, burocracia y corrupción. La cultura parecía ausente. La Traviata, con su carga de moda y glamour, vino a salvar a Roma. Se representará quince veces en el teatro romano hasta el próximo 30 de junio. Al menos por unos días, la heroína verdiana Violeta traerá nuevos aires a la ciudad eterna.