Harper Beckham junto a su padre - Gtres

La hija pequeña de David y Victoria Beckham, objeto de burlas por su físico

Con tan solo seis años, Harper Beckham ha sido tachada de «gorda» en redes sociales

ABC.ES
MadridActualizado:

Una foto familiar compartida en las redes sociales de la familia Beckham ha sido objeto de burla hacia la hija pequeña del matrimonio formado por David y Victoria Beckham, Harper, de tan solo seis años, por su aspecto físico, algo que ha disgustado mucho a su madre. La diseñadora de 43 años y su esposo se han sentido «conmocionados y consternados» por los comentarios crueles que los usuarios de las redes sociales han realizado sobre su hija. «Victoria estaba tremendamente disgustada porque la gente avergüenza a su pequeña», explicó una fuente al periódico Daily Star. «Realmente le molestó y no soportaría que Harper leyera ese tipo de comentarios y se obsesionara con su imagen física», y añadió «David estaba furioso y quería publicar algo al respecto en sus redes sociales pero le aconsejaron que no porque eso podría alentar aún más a los trolls».

Happy Women's Day to all the amazing ladies around the world #womensday 💜

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckham) el

Crueles y denigrantes fueron los adjetivos con que el exfutbolista y la modelo calificaron las críticas de los cibernautas hacia el físico de la más pequeña de la familia, quien lucía un traje de baño durante las vacaciones familiares en una playa junto a sus hijos Brooklyn (18), Romeo (15), Cruz (12) y Harper (6). Una actitud que provocó que tanto David como Victoria Beckham eliminaran de sus redes sociales dicha imagen, pues aseguran que los comentarios son «una falta de respeto» y podrían ocasionar que Harper Beckham sufra de baja autoestima.

Según los medios británicos, a la ex Spice Girl no le preocupan las críticas que recibe sobre su persona, sin embargo no puede soportar que hablen mal de sus hijos. Lo pasó muy mal con las malas críticas que recibió el libro de fotografía «What I See», publicado por su hijo Brooklyn. Lo que muchos atribuyeron a un injusto trato de favoritismo que nada tenía que ver con el talento o el mérito del hijo de la pareja.