El infierno de Frank de la Jungla tras el ingreso en prisión de Yuyee

El televisivo concede una entrevista en la que habla de su vida después de la entrada en prisión de su exmujer

MADRIDActualizado:

Hace ya más de tres años que Yuyee Alissa Intusmithfue detenida por llevar «supuestamente» cocaína en el aeropuerto de Bangkok. Desde entonces, tanto su exmarido Frank Cuesta, más conocido como Frank de la Jungla, y ella, que se encuentra en una prisión de Tailandia cumpliendo la condena de 15 años por posesión de drogas, están viviendo un auténtico infierno.

El presentador de televisión luchó contra viento y marea para que su exmujer fuese puesta en libertad, asegurando que era una injusticia y que no se había encontrado droga alguna. Para él se trata de un problema de corrupción. Ha librado una auténtica guerra sin cuartel en los medios de comunicación y en las redes sociales para lograr que el caso de Yuyee fuera revisado, pero sus esfuerzos han sido en vano.

No solo no consiguió nada, sino que además salió a la luz su divorcio con Yuyee, algo que disgustó enormemente al presentador de televisión. «Hace unos días salió en los periódicos que por que defiendo tanto a Yuyee si estamos divorciados, si no es oficialmente mi mujer…y a quien cojones le interesa lo que pasa dentro de mi casa??? Yuyee es la madre de mis hijos y una excelente madre», decía en su momento.

Frank no se esperaba que el tema de su separación de Yuyee saliese a la luz, ya que sus hijos «lo llevaban bien» porque todos ellos se siguen tratando «como una familia unida». Además, afirma que todo el asunto de su divorcio ha salido a la luz porque «se propusieron machacar a mi familia y lo han conseguido de momento…pero como os digo, ni paro ni pararé, porque Yuyee es la madre de mis hijos y esta injustamente encarcelada».

Por si fuera poco, aseguró en su momento que el propio Ministerio de Asuntos Exteriores llegó a amenazarle para que no dijera nada más en los medios: «Después de hacer tanto ruido en las redes y terminaron amenazándome el día que iba a "El Hormiguero" para que no hablase mal». Frank ha reiterado desde el principio que el Estado español se olvida de que «sus tres hijos son españoles y están desamparados».

Tras el calvario

Ese calvario inicial aún no ha terminado. Yuyee todavía sigue en prisión y Frank aún espera que no tenga que cumplir la pena íntegra, como así asegura en una entrevista en la revista «Diez minutos» que se publica este lunes. Esta deseando que salga para volverse a casar con ella.

Está volcado en el trabajo y en el cuidado de sus hijos, los cuales están sufriendo mucho: «Mi hija Zen no tiene recuerdos de vivir con su madre. Cuando voy a grabar, mis hijos se quedan con una profesora y con la gente de seguridad que tengo contratada», explica. Además de sus pequeños lo que más le preocupa es la salud de Yuyee, ya que asegura que cuando entró en prisión todavía le quedaban cuatro meses de tratamiento contra el cáncer.