Instagram

InstagramAsí rompen las estrellas de Disney con su imagen dulce e infantil del pasado

Selena Gomez, Amanda Bynes, Britney Spears, Miley Cyrus, Taylor Swift y Lindsay Lohan entre otras a lo largo de su carrera han mostrado como romper con todo lo que les dio la fama

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Disney no es solamente famoso por sus películas y por el mundo de fantasías que crea para los más pequeños, también es muy conocido por la gran cantidad de estrellas infantiles que nace de sus estudios de televisión y películas. Sin ir más lejos, muchas de las artistas que arrasan en la venta de disco han salido de su cantera: Selena Gomez, Miley Cyrus, Demi Lovato...

Lo que resulta llamativo es la evolución de las jóvenes tanto en su imagen como en su actitud, ya que lejos de haber crecido de manera natural, ellas decidieron romper con todo lo que les recuerda a su infancia y borrar cada recuerdo de la imagen dulce e infantil que tenían que les llevó a la fama. Todo esto nos lleva a pensar si en realidad es tan complejo crecer en frente de las cámaras. ¿Es necesario llegar a su alto grado de rebeldía y demostrar que ya no son esas niñas posando ligeras de ropa de lo más sensuales, siempre que se presenta la oportunidad? ¿ Acaso una chica de 20 o 22 años debe gritar que es una mujer? ¿Tan traumático resulta ser una «chica Disney»?

Amanda Bynes, Britney Spears, Miley Cyrus, Taylor Swift y Lindsay Lohan son sólo algunas de las estrellas de Disney que han pasado por diferentes cambios, y todas han crecido en frente del ojo público. Su justificación para los comportamientos por los que han sido noticia en los últimos años siempre es la misma: Estar bajo el foco mediático, cada movimiento es comentado o criticado por el público y los medios, por lo general, les resulta muy difícil para quitarse el sello de Disney de encima. El mismo que les llevó a lo más alto.

Luchas internas

Rebeldía, problemas con drogas o el alcohol (como es el caso de Lindsay Lohan), posados sugerentes en edad muy temprana, muchas relaciones sentimentales en portadas del corazón desde que empiezan la pubertad. ¿Es necesario para estas artistas utilizar su imagen, y hasta su sexualidad, para probarles a todos que ya no son unas niñas?

Selena Gómez ha reconocido que ha tenido problemas problemas emocionales y de depresión con los que tuvo que luchar a sus tan solo 23 años. «No tuve la oportunidad de hacer ciertas cosas en mi vida sin que la gente formara su propia opinión en todo momento. Yo elegí esta carrera. No me voy a sentar aquí y decir: ‘Ay, Dios mío, pobrecita yo, no tuve una niñez normal’. Me importa un c… eso», afirmó la ex de Justin Bieber en una entrevista a GQ.

No cabe duda de que la transición de niñas a mujeres es compleja para la gran mayoría de las estrellas de Disney. Unas se descarrilan; como por ejemplo, Amanda Bynes, quien fue arrestada por posesión de drogas. Miley Cyrus por su parte, no ha dejado de llenar páginas y páginas de revistas por su extravagante cambio y su comportamiento atrevido. Otras, como es el caso de Taylor Swift, han sabido consolidarse en sus respectivas carreras y marcar el ritmo de su propia vida.