Isaac Carew - ABC

Isaac Carew: «La cocina española tiene un lugar muy especial en mi corazón»

Además de chef, Carew también ejerce como modelo, pero confiesa que «mi verdadera pasión es la cocina»

R. F de Buján
MadridActualizado:

Isaac Carew creció viendo a su padre y a su padrino entre fogones y «desde muy pequeño yo ya sabía que quería ser chef, como ellos», asegura el joven en conversación con ABC. «Mi madre también cocina, pero sobre todo mi padre. Y entonces me parecía algo natural porque crecí viéndolo y no veía ninguna diferencia», explica.

El británico, estudió en la famosa escuela de cocina «Thanet College» pero quien realmente le formó fue Gordon Ramsay, con quien trabajó una temporada antes de abrir su propio canal de Youtube dedicado a la cocina. «Cuando trabajas con ese tipo de chefs que buscan la perfección, es difícil. Pero colaborar en uno de sus restaurantes me aportó muchísimas experiencia», y asegura que «hace poco estuve cenando con él y hemos hablado de trabajar juntos en un futuro, con lo cual hay posibilidades de colaboración».

El chef visitó nuestro país con motivo de la presentación de la nueva cerveza de San Miguel, «Magna», de la que es embajador. «Me encanta España. La gente es súper amable, pero sobre todo por la comida». Explica que aunque en su libro de recetas «Dirty Dishes» («Platos Sucios») no hay ninguna receta española, cree que en el segundo volumen sí incluirá alguna. «Sé que las tapas aquí son muy populares y los desayunos deliciosos», dice entre risas. «Creo que es una de las mejores del mundo y tiene un lugar muy especial en mi corazón».

El cocinero ofreció en el restaurante Patio de los Leones (Madrid) una comida maridada con esta cerveza, en la que Isaac Carew diseñó dos de los platos. Uno de ellos fue Nduja Tagliatelle, una de las recetas más famosas de su libro. «Me encanta la pasta, es una de mis pasiones. En mi libro tengo 20 recetas dedicadas a la pasta. En casa cocinar pasta es algo muy terapéutico y a mí me encanta», afirmó.

Salto a la fama

Además de chef, Carew también ejerce desde hace poco más de 10 años como modelo, y aunque «el modelaje me gusta, me ha permitido viajar por el mundo, conocer a gente fantástica y experiencias vitales maravillosas», confiesa que «mi verdadera pasión es la cocina».

Un segundo trabajo que le permitió conocer a la cantante Dua Lipa, con la que mantuvo una relación de tres años, y que le lanzó al mundo de las revistas y programas del corazón: «Creo que si estás en el candelero, tu profesión debería ser lo primero. Soy consciente de que hoy en día es difícil porque todo está en Instagram y todo es público, pero yo creo que deberíamos tener derecho a elegir qué está en el ojo público y qué no. Nuestras vidas deberían ser algo personal», explica.

Ver esta publicación en Instagram

“Insert some soppy caption”

Una publicación compartida de ISAAC CAREW (@isaaccarew) el

Un salto a la fama que le ha permitido crecer en redes sociales, donde recibe más apoyo que críticas: «La mayor parte de la gente expresa su aprecio. Igual hay cien mensajes positivos por cada uno o dos negativos», asegura.