Jesulín de Ubrique
Jesulín de Ubrique - Gtres

Jesulín de Ubrique, abandonado por su principal apoyo en su vuelta a los ruedos

El torero volverá a vestirse de luces a mediados de agosto, una celebración rodeada de polémica

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hace unas semanas saltó la noticia de que Jesús Janeiro Bazán volverá a vestirse de luces. Será el próximo domingo 19 de agosto, en la feria de San Julián de Cuenca, en una corrida de toros de «Román Sorando» en la que alternará con Juan José Padilla y Cayetano Rivera. El regreso de Jesulín, de 44 años, ha sido toda una sorpresa. Aunque nunca ha dejado de torear festivales, se vistió por última hace más de seis años.

Para su gran vuelta, el torero quería que toda su familia estuviese presente. Eso incluía a su primogénita Andrea Janeiro, fruto de su fallida relación con Belén Esteban. La princesa del pueblo recordó al torero que en su regreso a los ruedos habrá medios de comunicación y, más después de la campaña de marketing que está haciendo, algo que su hija rechaza, pues quiere ser una persona anónima. «Igual que ella mandó un comunicado para que no se la nombre más, ni aquí (en Sálvame) ni en otros medios de comunicación. Ella ha demostrado que no quiere pertenecer a este mundo y el primero que lo tiene que respetar es su padre», le espetaba la pasada semana Belén Esteban.

La web «Jaleos» ha informado esta mañana que el matador de toros no solo no contará con la asistencia de su hija, sino que también faltará su mujer María José Campanario. Según asegura el medio citado, Campanario no acudirá porque «es más rentable en la portada de una revista contando que ya está completamente curada». El matrimonio quiere esperar a la completa recuperación de la odontóloga para ofrecer una exclusiva a alguna revista del corazón. « Tiene intención de hablar de su recuperación, de lo mal que lo ha pasado en este tiempo y de esa reboda que tuvieron que parar el año pasado», aseguran fuentes cercanas a la pareja al digital.