Jorge Javier Vázquez presentando una gala de Supervivientes
Jorge Javier Vázquez presentando una gala de Supervivientes - GTRES

Jorge Javier Vázquez llama «amargados» a quienes le critican por sus fotos desnudo

«Son travesuras, aunque luego lees algunos comentarios y parece que has cometido un crimen»

ABC
Actualizado:

Durante este mes de agosto, Jorge Javier Vázquez se encuentra alejado de las cámaras, ya que está disfrutando de sus vacaciones veraniegas. A unas semanas de que estrene una nueva temporada de uno de sus programas de mayor éxito, GH VIP, el presentador ha centrado el foco mediático por unas fotografías un tanto «sugerentes»que ha subido a su cuenta de Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

Esperando a Godot

Una publicación compartida de Jorge Javier Vázquez (@jorgejaviervazquez) el

Estas imágenes en las que aparece enseñando su cuerpo sin pudor han sido duramente criticadas por muchos internautas, llegando a llamarle «creído» o «patético»: «J. Javier, pareces un quinceañero haciendo estas tonterías. ¿Cuándo vas a Madurar tío?». Ahora, Vázquez ha respondido a todos estos «haters» en su blog de la revista «Lecturas».

El catalán ha afirmado que para él esto «son travesuras, aunque luego lees algunos comentarios y parece que has cometido un crimen». De vacaciones lejos de España, asegura que «la distancia ayuda mucho» a que este tipo de comentarios no lleguen a afectarle.

Ver esta publicación en Instagram

Quisiera ser un pez

Una publicación compartida de Jorge Javier Vázquez (@jorgejaviervazquez) el

Asimismo, recomienda a los autores de estos comentarios a «no encerrarse en la envidia y la intolerancia» y hace referencia a «la cantidad de amargados que hay sobre la faz de la tierra» y que quedan al descubierto gracias a las redes sociales.

«Antes, los amargados de siempre escondían su resentimiento entre las paredes de sus casas y hacían la vida imposible a sus familiares. Ahora, han encontrado en internet un patio donde orear sus malas entrañas», lamenta. Además, ha llegado a compararlos con los franquistas ya que, según él, «parecía que estaban desaparecidos pero estaban esperando que les tocasen un poco las palmas para dar la cara».