Aznar en la orilla y Ana Botella en la arena
Aznar en la orilla y Ana Botella en la arena - JOSELE

José María Aznar luce cuerpazo junto a su familia en las playas de Marbella

Como cada año, el expresidente pasa las vacaciones en la vivienda que compró en una exclusiva urbanización de la ciudad malagueña

ABC
MadridActualizado:

A modo de vigilante de la playa, el expresidente José María Aznar disfruta de las vacaciones en Marbella, como cada año, desde que adquirió una vivienda en la exclusiva urbanización de Guadalmina junto a su mujer, la exacaldesa de Madrid, Ana Botella, según publica «Diario Sur».

A pesar de buscar unos días de relax, este año dos de sus nietos acompañan al matrimonio en el período estival: un dúo de los cuatro hijos de Ana Aznar y Alejandro Agag. Con un bañador clásico y camiseta, el político baja a la playa junto a su mujer, la cual viste un vestido blanco largo con bordes coloridos, además de un bolso de la firma Louis Vouitton. En la parte oeste de Marbella, donde la arena está bastante empedrada, la pareja extiende las toallas y Ana se pone a lucir un bañador a rayas de espalda trenzada.

En cuanto a los niños, ambos se lanzan al mar mientras sus abuelos prefieren esperar y comprobar la temperatura del agua. La mujer del expresidente se adelanta y tras ella Aznar se lanza de cabeza al agua, con una forma física que claramente se lo permite. El expresidente se encuentra en buena forma y luce una figura que muchos quisieran tener a sus 66 años. Brazos tonificados, espalda musculada y piernas que marcan gemelo, son la muestra del resultado que marca la rutina de ejercicios diarios que realiza el miembro del Partido Popular, quien levanta pesas y suele salir a correr por la urbanización marbellí. En Semana Santa, cuando la pareja acude también a la vivienda, su cita diaria con las carreras no cesa, pero en este caso acompañado por sus guardaespaldas y algún coche camuflado.

Después de unas horas bajo el sol y al remojo en el mar, la familia volvió al chalé en un «buggy». Aznar se calza los náuticos, se seca al pie de la orilla enroscándose la toalla a la cintura y hace una señal al grupo para indicar que es la hora de irse. El expresidente se encargó de conducir el coche acompañado de su nieto mayor a su izquierda y el más pequeño de pie, con medio cuerpo por fuera y agarrado a uno de los extremos del vehículo.

Sin embargo, no solo el «running», el levantamiento de peso y pasar las vacaciones en familia son sus aficiones. El expresidente del PP también practica golf en el club situado junto a la residencia.

El buggy sobrecargado con el matrimonio Aznar y sus dos nietos
El buggy sobrecargado con el matrimonio Aznar y sus dos nietos - JOSELE