Madonna
Madonna - Gtres

Madonna desata la polémica en Portugal

Para rodar un videoclip, pretendía introducir un caballo en un palacete del siglo XIX protegido por ley, pero el Ayuntamiento de Sintra rechaza su petición y ella monta en cólera

Corresponsal en Lisboa Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Madonna desata una nueva polémica en Portugal y exhibe toda su ira contra el país que planea abandonar el próximo mes de septiembre. Su enfado tiene que ver con el rodaje de un videoclip para su nueva canción, ‘Indian summer’, pues ella pretendía que uno de los momentos estelares aconteciera en la Quinta Nova da Assunçao, un palacete del siglo XIX a las afueras de Sintra, mágica localidad a solo 30 kilómetros de Lisboa.

De acuerdo con su planificación, se introduciría a uno de sus dos caballos de pura sangre lusitana (los adquirió para ir a pasear por las playas de Comporta) en el atrio central, pero resulta que el edificio está protegido como patrimonio histórico de Portugal y el alcalde de la población que fascinó a Lord Byron, el socialista Basilio Horta, se negó de forma contundente por «motivos de seguridad». «El caballo es suyo, pero el palacio es de todos los portugueses y no voy a permitir que se estropee. De modo que no podía autorizar nada de esto», declaró el aguerrido político local antes de añadir: «Hay cosas que el dinero no paga».

La respuesta no ha sentado nada bien a la reina del pop, quien ya no reside en el Palacio Ramalhete lisboeta y se asienta provisionalmente en una suite del Hotel Ritz de la capital del país vecino. La productora encargada del rodaje del videoclip le comunicó esta negativa oficial y ella gritó: «He dado mucho a Portugal y ahora pido un simple favor y me lo rechazan. Solo quería mostrar este país al mundo. Pero nos iremos a rodar a otra parte».

La petición del entorno de Madonna solicitaba 90 minutos para poder filmar al caballo y lo consideraba «un tiempo reducido», pero al no prosperar la iniciativa ella le espetó a uno de sus agentes: «La culpa es tuya. Tú me convenciste para venir a vivir a Portugal».

Entonces la cantante de éxitos como ‘Like a virgin’ o ‘Ray of light’ (reinterpretada hoy por los australianos Pond) se lanzó a presionar al Ayuntamiento de Sintra… hasta el punto de que un portavoz dijo: «Nos amenazaron incluso con que iban a hablar con el primer ministro». No tardó en replicar el propio Basilio Horta, de 75 años: «La gente que me conoce ya sabe que ninguna estrategia de presión da resultado conmigo. Un portugués ni se hubiese atrevido a intentarlo. Me tomo muy en serio el principio de igualdad».

Es un capítulo más de los desencuentros protagonizados por Madonna con las autoridades portuguesas, como cuando quiso lograr un permiso de residencia en un tiempo récord o cuando salieron a la luz los privilegios que reclamaba para sí a la hora de aparcar en el barrio de Lapa, donde vivía.