Marine Le Pen y Louis Aliot
Marine Le Pen y Louis Aliot - AFP

Marine Le Pen, abandonada por su compañero sentimental

Dice Aliot que «sigue teniendo» lo que él llama «mucho cariño» por Marine. Agregando: «Apoyo su línea política. Siempre la ha apoyado, en todo». Marine, como la llaman sus fieles, ha encajado con púdico silencio la ruptura anunciada por su ex

Corresponsal en ParísActualizado:

Tragicomedia política y sentimental: Marine Le Pen, presidenta de Agrupación Nacional (AN, extrema derecha), ha sido abandonada por su compañero sentimental de la última década, Louis Aliot, que anunció por su cuenta, como «primicia», una ruptura que tiene muchos flecos, del «rosa pasión» al «azabache político».

Marine Le Pen ha comenzado por encajar silenciosamente una ruptura amorosa que se inscribe en un largo rosario de aventuras sentimentales y matrimoniales siempre desastrosas, para ella, para sus padres, hermanas y sobrina.

Marine Le Pen y Louis Aliot comenzaron a «salir» hace una década, para convertirse muy pronto en «pareja de hecho» y se han caracterizado por ser una pareja que arrastraba muy largas cacerolas sentimentales.

A sus cincuenta y un años, Marine Le Pen ha estado casada en dos ocasiones y ha tenido relaciones sentimentales con media docena de personajes de extrema derecha, siempre.

Marine Le Pen y Louis Aliot
Marine Le Pen y Louis Aliot - Agencias

La actual presidenta del AN (ex Frente Nacional, FN, el partido histórico de la extrema derecha francesa) tuvo un primer gran amor con Lorrain de Saint-Afrique, a los dieciséis años. Aquella aventura juvenil, sin descendencia, con el responsable de la «comunicación» de su padre, duró varios años.

En 1997, Marine Le Pen contrajo matrimonio religioso con Franck Chauffroy, «empresario» y simpatizante de la extrema derecha tradicionalista. Tras tres hijos, en tres años de matrimonio, Marine Le Pen decidió divorciarse el año 2000, para comenzar una nueva relación sentimental con Éric Lorio, antiguo secretario general del FN, el partido fundado por su padre. La pareja decidió divorciarse seis años después.

Siguieron para Marine Le Pen tres años de púdico «vagabundeo sentimental», entre la soledad y las parejas «intermitentes». Hasta que conoció a Louis Aliot, otro cuadro histórico de la extrema derecha francesa, también divorciado y padre de dos hijos.

Relación intermitente

Hace un par de años que las «malas lenguas» hacían chistes sobre la «vida sentimental» de la pareja ultra derechista, físicamente alejada por las ocupaciones propias de su condición política. Él, consagrado a su carrera, en Perpignan y la región. Ella, de aquí para allá, «física y sentimentalmente». Hasta que Aliot ha decidido anunciar su separación oficial, en un tono «políticamente correcto», que cada cual interpretará a su manera.

Dice Aliot que «sigue teniendo» lo que él llama «mucho cariño» por Marine. Agregando: « Apoyo su línea política. Siempre la ha apoyado, en todo». Marine, como la llaman sus fieles, ha encajado con púdico silencio la ruptura anunciada por su ex.