Mario Vaquerizo, en la presentación de Pantene - ERNESTO AGUDO | Vídeo: EP

Mario Vaquerizo se sincera sobre lo dura que está siendo su enfermedad

El marido de Alaska lleva unos meses muy difíciles después de que le diagnosticaran artrosis degenerativa

Actualizado:

Mario Vaquerizo no ha vivido unos meses fáciles. Las pasadas Navidades tuvo un «pinzamiento en la espalda» por el que tuvo que ir al médico, que le acabaron diagnosticándole artrosis. Ahora, ya más recuperado de la enfermedad, ha concedido una entrevista en la presentación de Pantene, en la que ha asegurado que «está siendo duro».

Y añadía: «No tanto por los dolores físicos sino por lo mental, me he visto imposibilitado para hacer muchas cosas. Esta enfermedad es complicada pero no tanto como otras». Lleva tres meses sin ir al gimnasio y asegura haber perdido su forma física. Padece una artrosis degenerativa mezclada, pues asegura que «muchas veces los pobres médicos no saben diagnosticarte».

Por el momento sigue yendo a rehabilitación, que va más lenta de lo que le gustaría. Pero pese a todo, Vaquerizo continúa con su buen humor y trabajando como siempre: «Tienes que ver que es una cosa transitoria, afortunadamente no son enfermedades terminales. Me ha tocado esto pero a base de currar se va. Ahora coincido con el lanzamiento del nuevo disco de Fangoria, me he metido en una furgoneta a recorrerme España. Me marcho a México el sábado». Además cuenta con todo el apoyo de su mujer, Alaska. «Olvido me ha cuidado mucho y también se ha desesperado mucho. No me podía tocar, ni yo a ella. Con lo que soy yo, que soy un maricón en una feria que me muevo para arriba y para abajo», cuenta.

Fue el pasado 2 de enero cuando Mario Vaquerizó alertó a sus fans incondicionales de su estado de salud. «Llevo varios días desaparecido y metido en la cama por culpa de un pinzamiento o como se diga en la espalda que me sigue teniendo k.o y sin ganas de nada ni nochevieja ni contestar a mensajes ni ganas de hablar ( y mira que es difícil)... en fin un cuadro y con un diagnóstico que me obliga a estar en reposo durante más de una semana. Pero como soy una mariquita inquieta y no puedo quedarme quita fiel a mi naturaleza solo desearos lo mejor para este año y avisaros que en breve el huracán Vaquerizo volverá por la puerta grande mientras tanto besos para todas», escribía en su cuenta de Instagram.