ABC

Marta Luisa de Noruega encuentra en un chamán a su «alma gemela»

Tras su divorcio en 2016, la princesa anuncia su relación con Durek Verret, socio de su empresa de conferencias

Berlín Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La primera hija de Harald y Sonia de Noruega se ha vuelto a enamorar y lo ha hecho público en sintonía con los tiempos que corren: a través de su cuenta de Instagram. «No elijo a mi hombre para satisfacer a ninguno de vosotros», advirtió Marta Luisa de Noruega, de 47 años, tras presentar a su nuevo novio, su guía espiritual el chamán californiano de origen noruego Durek Verret, de 44. Termina así el duelo de la princesa nórdica, tres años después de su divorcio con el escritor de origen danés Ari Behn tras catorce años de matrimonio y tres hijos en común (Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah).

En palacio, la relación se veía venir ya que Marta Luisa y Shaman Durek llevan un tiempo dirigiendo una empresa de conferencias tituladas «La princesa y el chamán», que han aprovechado para promocionar tras su declaración de amor 2.0: ambos ofrecerán un tour noruego de charlas en Oslo, Stavanger y Tromso la próxima semana (los días 20, 21 y 22 de mayo). En su paso por la capital noruega, el Rey del país nórdico conocerá a su nuevo yerno, quien pertenece a una sexta generación de chamanes y que lleva años centrado en la ayuda a personas a través del chamanismo.

Con todo, una cierta calma recorre a la familia de la princesa -cuarta en la línea de sucesión, detrás de su hermano menor y sus sobrinos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, hijos de su hermano Haakon y de Mette-Marit-, tras sus últimos años con Behn, con quien mantenía un matrimonio abierto que chocó de frente con las tradiciones centenarias de la realeza noruega. «Es terrible sentir que no hay nada que podamos hacer, aunque lo hemos intentado todo durante mucho tiempo», confesó Marta Luisa de Noruega al anunciar su divorcio. Behn -además víctima de acoso sexual por parte de Kevin Spacey- publicó un libro de arte sobre su periodo en palacio que tituló «Inferno».

Marta Luisa de Noruega y Ari Behn se casaron en 2002
Marta Luisa de Noruega y Ari Behn se casaron en 2002 - ZUMA Press

Durek no es un banquero de traje y corbata, como lo preferiría la Corona noruega, sin embargo parece conectar muy bien con la sensibilidad de la princesa, siempre vinculada al mundo de lo espiritual, a medio camino entre religiosa y artista. Marta Luisa de Noruega, en palabras suyas, ha encontrado su «alma gemela». El chamán estadounidense se define en redes sociales como «innovador evolutivo, líder del empoderamiento femenino y activista de los derechos humanos» y entre sus cientos de seguidores se encuentran celebridades como la actriz Gwyneth Paltrow.

Clínicamente muerto

«Cuando encuentras a tu alma gemela, lo sabes. Y yo he tenido la suerte de haber conocido la mía (...) Me ha hecho darme cuenta de que el amor incondicional existe en este planeta (...) Me siento feliz y bendecida». Así se expresaba la princesa en Instagram, donde ha respondido Durek: «Me siento libre cuando estoy con ella, libre de ser yo y de amar a una mujer que es una luz brillante de sabiduría, profunda gracia e inmensa belleza».

Shaman Durek sufrió un problema de salud con 30 años que le hizo estar clínicamente muerto. Tras superarlo, comenzó su carrera como líder espiritual y también como actor, rodando tres películas. Pero el chamanismo es su fuerte: comparte técnicas y sabiduría que ha ido aprendiendo y practicando, que se basan en conocimientos ancestrales para conseguir el éxito, algo que -como era de esperarse- ha cosechado largas listas de clientes famosos en Estados Unidos.