Mayte Zaldívar
Mayte Zaldívar - GTRESONLINE

Mayte Zaldívar carga contra su enemiga Isabel Pantoja

La exmujer de Julián Muñóz habla por primera vez de su paso por prisión y sobre la tonadillera

ABC.ES
MadridActualizado:

Mayte Zaldívar, condenada a dos años y medio por blanqueo de capitales, acaba de conseguir el tercer grado tras ingresar en prisión el 27 de octubre de 2014. La exmujer de Julián Muñóz ha decidido hablar, por primera vez, de su paso por la penitenciaria y de Isabel Pantoja.

La que fue mujer del alcalde de Marbella asegura encontrarse muy bien en estos momentos. El apoyo de su familia fue fundamental para ella, aunque reconoce que cuando puso un pie en prisión, fue una liberación. «Llevaba pagando una condena de diez años. Fue muy duro y muy largo. Se decían cosas que no se ajustaban a la realidad y eso te duele, sobre todo por los que te quieren», explica.

Zaldívar a su entrada de prisión
Zaldívar a su entrada de prisión - FRANCIS SILVA

Su paso por la penitenciaria no fue tan horrible como podía pensar. «Me encontré con profesionales muy humanos. Me sentí muy bien tratada», asegura Zaldívar. Su mayor miedo y obesesión era tener contacto con el exterior y conocer cómo se encontraba su familia.

Afirma que se adaptó bien e, incluso, se apuntó a muchas de las actividades que ofrecía el centro. «He hecho punto de cruz, he leído, he jugado al parchís, y luego, además, me he apuntado a todo lo que he podido», comenta. Además, hizo un curso de peluquería y trabajó como auxiliar de un profesor.

Durante la entrevista no pudo evitar hablar sobre «su querida» Isabel Pantoja. «Tengo un enemigo en mi vida. Tiene nombre y apellido pero no me gusta pronunciarlo. Me causa un malestar en el estómago horroroso. Si una sola vez hubiera sufrido por amor, hubiese sido incapaz de hacer sufrir a nadie por ello», dice, asegurando que no deja de echarle la culpa «al personaje principal de la historia».

Isabel Pantoja y Julián Muñóz
Isabel Pantoja y Julián Muñóz - ABC

Asimismo, Zaldívar ha afirmado que la justicia no las ha tratado por igual a la hora de la condena y la estancia en prisión. «Me han contado muchas cosas como que Pantoja no tenía el mismo trato que las demás», aclara.

Además, quiso pedir perdón por el daño que había hecho a la sociedad. «Lo estoy pagando, porque creo que debo pagar a la sociedad. Y por eso pido mil perdones. Si vivo cien años, cien años me pasaré pidiéndo perdón por el daño que haya podido cometer, pero no porque lo haya hecho queriendo», zanjó sobre el delito.