Fotografía de archivo, tomada en 2017 en la Mercedes-Benz Fashion Week, del diseñador Elio Berhanyer
Fotografía de archivo, tomada en 2017 en la Mercedes-Benz Fashion Week, del diseñador Elio Berhanyer - EFE

El mundo de la moda llora la pérdida de Elio Berhanyer

La capilla ardiente del reconocido modisto tendrá lugar esta tarde del jueves en el Museo del Traje de Madrid

Actualizado:

El Museo del Traje de Madrid acogerá entre las 17:00 y las 21:00 horas de este jueves la capilla ardiente del diseñador Elio Berhanyer, que ha fallecido en Madrid a los 89 años. El recinto alberga algunas de las creaciones más representativas del diseñador y en 2009 organizó una exposición con motivo de su cincuenta aniversario en el mundo de la moda.

Hoy también la pasarela madrileña Mercedes-Benz Fashion Week, en una jornada en la que desfilan las propuestas de los diseñadores más jóvenes, prevé un homenaje al último gran nombre referente de la alta costura española, ha informado la organización.

El diseñador considerado «maestro de maestros» de la costura fue reconocido con numerosos galardones como el Premio Cadillac como mejor diseñador del año en Nueva York (1970), el Premio Campioni en Italia (1991), la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2002) y el Premio Nacional de Diseño de Moda (2013). Además es 'Doctor Honoris Causa' por la Universidad de Harvard (EEUU) y titular de una Cátedra con su nombre en el Centro Tecnológico Textil (CITTA), de Andalucía.

La capilla ardiente del diseñador no será el único homenaje que se le haga. Muchos diseñadores y modelos han dado su testimonio sobre esta gran pérdida. El creador Juan Duyos regresa a sus primeros años en la moda para rememorar que para él «Elio cuando estudiaba era Dios y luego, en mi carrera profesional, ha sido un ángel protector. Fue un hombre moderno. Sus siluetas y su costura impecables, siempre ha estado en mi imaginario».

Por su parte, Agatha Ruiz de la Prada fue una de las grandes impulsoras de la candidatura de Berhanyer al premio Príncipe de Asturias.«"Hoy nos despedimos de una persona que ha sido para nosotros más que un amigo y más que un compañero. Se acaba de ir el maestro, el último de los maestros con mayúsculas». Asegura que «la época de oro de la moda española desaparece con él. De todos ellos, Elio ha sido el más humano, el más generoso, el más alegre. Mi amigo adorado».

Nacho Aguayo, director creativo de Pedro del Hierro, apunta que Elio Berhanyer «era el gusto por el buen gusto. Iba más allá de las tendencias siempre en la búsqueda de la belleza. Quiero recordar su nobleza y su espiritualidad por y para la moda».

A la diseñadora Juana Martín y a Elio Berhanyer no solo les unía el lugar de nacimiento, Córdoba. Existía una relación cercana que la cordobesa rememora con cariño: «Le gustaría que le recordasen con espontaneidad y cercanía». «Se ha ido como un grande entre los grandes en un día en el que se habla de moda. No sé si ha tenido el sitio que merecía, pero él tenía un nivel para considerarlo un genio. Ha vivido, ha disfrutado y ha estado en lo más alto de la moda cuando la moda española llevaba el apellido de alta costura».

Ion Fiz, amigo muy cercano del creador, «se siente triste» por esta pérdida, y considera que «Elio Berhanyer ha sido la modernidad de España; la transición entre la alta costura y el 'prêt à porter'. Sus diseños han sido prendas formales, siempre elegantes, clásicos, con líneas austeras». Explica que «tenía un gusto exquisito para trabajar los tejidos y los detalles. Se ha ido el último de los grandes junto a Pedro Rodríguez, Balenciaga y Pertegaz».

Para Hannibal Laguna, otro de sus grandes amigos, «la moda española ha perdido a uno de sus más generosos artistas, un maestro de la elegancia, un diseñador perfeccionista y riguroso, amante de la femineidad más exquisita. Era mi maestro, mi compañero, mi amigo y deja en mi alma un gran vacío, que intentaré llenar con recuerdos maravillosos».

Roberto Verino recuerda a Elio Berhanyer como una «figura humana extraordinaria y un grandísimo profesional. Ha sido un maestro generoso y conciliador en la evolución de la moda de la alta costura al 'prêt à porter'. Un entusiasta y moderno». Los hermanos Aitor e Iñaki Muñoz, dúo creativo Ailanto, aseguran: «Ha sido un maestro, fue un diseñador moderno, con un espíritu, incluso excéntrico, que marcó una época».