Los nuevos frentes de Belén Esteban tras el alta médica

Toño Sanchís acudirá este viernes a «El programa de Ana Rosa»

BEATRIZ CORTÁZAR
MadridActualizado:

A Belén Esteban le espera un fin de semana movidito, una vez se siente hoy por la mañana ante el televisor para seguir la entrevista que Ana Rosa Quintana le va a hacer a su exrepresentante Toño Sanchís, en la que será su primera comparecencia mediática desde que hace más de un año se enfrentaron en un proceso judicial por asuntos económicos. Desde hace muchos meses, Belén lleva reclamando cada tarde que Toño le devuelva el dinero que según ella se ha quedado y que rondaría ya los 600.000 euros, según las últimas cuentas. Un proceso largo y complicado que tiene dos juicios paralelos: el que se dirime en los juzgados y el que se ofrece cada tarde en televisión con declaraciones de todo calibre y con muchos terceros afectados en esta disputa.

Durante este tiempo, Sanchís ha ido cambiando de postura. Del silencio inicial ha pasado a la seguridad de quien ya está curado de espanto y ahora quiere su revancha. De ahí que acuda hoy al plató de Ana Rosa dado que considera que hacerlo en el de « Sálvame» sería pisar territorio hostil y cree que no estaría en posición de poder expresarse o defenderse frente a los que ve como aliados innegociables de Belén. Esta entrevista no deja de ser el principio de un nuevo combate que tendrá más entregas y que culminará con la presencia de Sanchís en el casting de « GH Vip» donde se da por seguro que estará.

Donde más duele

Recién salida del hospital, donde ha estado ingresada por unos problemas por su diabetes, hay quien opina que la réplica de Toño le coge a Belén baja de defensas y que sabe que le van a atacar donde más le duele, en los asuntos personales, que de los judiciales Sanchís se protegerá argumentado que no puede dar detalles por consejo de sus abogados.

Pero mientras Belén se prepara para escuchar y responder esa misma noche, la única alegría que de momento tiene ha llegado de boca de su ex Fran Alvarez, que ha confirmado que no piensa poner ningún problema al proceso de nulidad matrimonial que ha comenzado su ex mujer y del que no ha recibido ninguna notificación. En la misma línea de Cayetano Alba, el ex de Belén no se opondrá al proceso, aunque será finalmente el Tribunal Eclesiástico quien decida si el matrimonio es nulo o no. Una vez conozca el resultado, Belén sueña con poder contraer de nuevo matrimonio con su actual pareja, el hombre que le abrió los ojos frente a su representante.