Gerardo Bazúa y Paulina Rubio
Gerardo Bazúa y Paulina Rubio - Ángel Valentín

El ex de Paulina Rubio se casa con una mujer 17 años mayor

Una ceremonia celebrada a bordo de un lujoso yate en las cristalinas aguas de Miami

ABC
MadridActualizado:

Esta semana, la «chica dorada» ha vuelto a acaparar los titulares de la prensa rosa de su país a raíz de la reciente boda de su ex, el también cantante Gerardo Bazúa (35 años)-a quien conoció durante su participación en el programa «La Voz», y con el que Paulina Rubio (48 años) tuvo a su segundo hijo: Eros, que vino al mundo el 5 de marzo de 2016 y su llegada se celebró con una gran exclusiva en el papel cuché-.

El cantante se ha casado el pasado fin de semana con Laura Cristina Camarena, 17 años mayor que él. Una ceremonia celebrada a bordo de un lujoso yate en las cristalinas aguas de Miami, tal y como confirmó el programa de televisión mexicano «Ventaneando». Una boda íntima, en la que los novios se dieron el «sí, quiero» rodeados de sus amigos y familiares más íntimos -entre los que se encontraban los dos hijos del artistas nacidos de su anterior matrimonio con Yuriko Sandoval-.

Ver esta publicación en Instagram

Te presumo por que eres para mi toda una Reina🎙...me fascina.. el saber que tu, me quieres y deseas...🎶Vivir a tu lado siempre es una aventura...me fascinas!!! #yatusabe #queloqueehh #DR #inlove #teamotrompuda #ilovealtata

Una publicación compartida de Gerardo Bazua (@jerrybazua) el

Guerra judicial

Desde su ruptura, tras unas supuestas infidelidades por parte de Gerardo, se desató una nueva guerra jurídico-sentimental con Paulina en el epicentro. El apuesto mexicano llegó a contratar a un importante despacho de abogados para emprender una batalla legal contra la «chica dorada», con objeto de reclamar la custodia compartida de Eros. «Ha estado dos meses sin poder ver a su hijo y Gerardo no se va a cruzar de brazos. Ya está organizándose para llevarla a los tribunales, porque se niega a perder el contacto con el niño o que sus visitas dependan de cómo se levante Paulina», comentó en 2017 un amigo de Bazúa. El cantante también estudió exigirle una pensión compensatoria, dado que no trabajó en los tres años que estuvo saliendo con Paulina y, según él, dedicados en exclusiva a la diva mexicana.