Paulina Rubio
Paulina Rubio - GTRES

Paulina Rubio: «Mis prioridades son mis hijos y mi música. Ahora estoy en paz»

La artista mexicana publica su nuevo sencillo, «Desire», mientras arrecian los rumores de separación de su actual pareja, Gerardo Bazúa

MadridActualizado:

La cantante Paulina Rubio (46 años) va a lanzar un disco para ir a por todas este año; y para demostrarlo, el pasado viernes adelantó un primer sencillo-videoclip de los que apuntan claramente a canción del verano. «Desire (me tienes loquita)» tiene todos los ingredientes necesarios: ritmo reguetonero, una colaboración de lujo (el venezolano Nacho) y una producción del más alto nivel en la escena de música urbana latina, con los creadores de éxitos Mauricio Reginfo y Andrés Torres a los mandos. Pero la artista mexicana también está de actualidad por otra razón. Y es que los rumores de separación del cantante sinaloense de Gerardo Bazúa están eclipsando su ansiado regreso al candelero musical.

¿Feliz por su volver a la acción?

Muy, muy feliz. Por fin llegó el día, ¡al fin podéis escuchar mi nueva canción! Llevo mucho tiempo haciendo este disco, más de dos años. Tengo canciones inéditas compuestas por mí, que tengo muchas ganas de presentar. Estará lleno de colaboraciones estelares que serán una gran sorpresa. Esta canción es reguetonera, pero en el disco habrá de todo. Es muy multicultural y fresco.

El mensaje de «Desire (me tienes loquita)» es claro: pásalo bien, sin complejos. Canción del verano total, ¿no?

¡Total! También lanza el mensaje de que las mujeres tenemos que saber que en el amor, la posesión no es buena. Y tiene una vertiente cómica, porque la letra está llena de bromas. Cuando canto «loca, loca por mi sentimiento, loca porque no te encuentro», en realidad me estoy burlando. En eso me parezco mucho a mi colaborador Nacho, en la picardía, el sentido del humor. Hay momentos solemnes en la vida, pero cuando no estamos en esos momentos tenemos que exprimir la alegría y sonreír, pasarlo bien. Si no nos volvemos grises y aburridos.

¿Cuando conoció a Nacho?

Somos hermanitos de compañía de discos y ya hice una colaboración en él hace mucho tiempo.

Hace poco nos contó lo mal que está todo en Venezuela

Sí, hijo. Y va a empeorar. Pero después todo mejorará, ya lo verán. El pueblo venezolano siempre sabe cómo encontrar el camino de la libertad.

¿Cómo fue el rodaje del vídeo? Parece que estamos en una nueva era de oro de los videoclips, ¿no?

Ahora son fundamentales, como lo fueron en los 90. En este vídeo he intentado salir de lo típico, con una narrativa diferente.

Lo cierto es que no es el típico videoclip de «culos y tetas» del reguetón.

(Risas) Muchas gracias por darte cuenta. Nos lo pasamos muy bien, con mucho respeto. La fiesta que se ve en el videoclip luego siguió de verdad hasta las tantas de la madrugadas. El debate del machismo está en todas partes, pero hay que respetar a los compañeros que hacen ese tipo de vídeos.

¿Puede surgir algún caso Weinstein en la industria musical?

No lo sé, creo que puede ocurrir en cualquier ámbito. Yo no he vivido ninguna situación delicada en ese sentido. Yo intento respetar y que me respeten. Respeto mucho a las víctimas, me enternecen sus historias y las apoyo, pero yo no puedo hablar del tema, solo como espectadora.

Será consciente de que hay muchos rumores de separación de su actual pareja. Seré directo: ¿han roto?

Bueno, yo ahora sólo puedo decir que estoy feliz y en paz con mis prioridades, que son mi trabajo, mi música y mis niños –Andrea Nicolás, fruto de su matrimonio con Nicolás Vallejo-Nágera; y Eros, el hijo que tuvo con Bazúa–. Estoy en un momento tranquilo.

En este single canta en español e inglés, ¿el resto del disco será igual?

Sí. La gente que vive en América hablamos castellano e inglés, en todos lados, en las cafeterías, en las gasolineras, en los centros comerciales. Sobre todo aquí en Miami, donde hay una gran comunidad latina.

¿Qué le parece que estén arrestando a gente por hablar español?

Es increíble. Yo creo que toda esta mala racha de dividir a las razas, a las etnias, simplemente ha conseguido que nos unamos más. La sangre latina está más fuerte que nunca en Estados Unidos.