EN SU PUNTO

Plácido Domingo: «Es muy bonito poder presumir de ser español»

MadridActualizado:

Recién llegado de Nueva York, donde emocionó al mundo entero con el recuerdo que tuvo a las víctimas de los atentados de París al dirigir «La Marsellesa» antes de la ópera «Tosca», Plácido Domingo fue la figura a la que se rindió homenaje en la cena de gala que la revista «Vanity Fair» ofreció en el hotel Ritz de Madrid el pasado lunes por la noche, y a la que acudió junto a su mujer, su hijo y sus nietos. Precisamente esa cena se había anulado hace un mes por sus problemas de salud. Fue el propio Domingo quien ayer aclaraba que ahora se encuentra «muy bien» tras la operación de vesícula.

Sobre la tragedia de Francia, opina que «es tremendo todo lo que está pasando. Los países democráticos tenemos que seguir. Hoy no es un día para fiestas, pero no podemos caer en su juego y paralizar nuestras vidas. Suficiente es la desgracia que han hecho». Tras la fiesta, el tenor regresó a la Gran Manzana, pues aún le quedan dos funciones; pero el próximo lunes se instalará en Valencia durante dos semanas con la ópera «Macbeth». Eso sí, fiel a su costumbre pasará la Navidad con su familia a caballo entre Madrid y México.

Antes de que Plácido agradeciera el homenaje, el presidente de Condé Nast pidió un minuto de silencio por las víctimas de Francia y el silencio fue absoluto. «Espero que podamos vivir en paz y con tranquilidad. Aún tenemos las heridas abiertas por los atentados de Atocha (11-M), a escasos metros de aquí, pero la vida sigue y la democracia no puede ser atacada. Por eso seguiremos con la misma pasión de vivir», expresó el tenor. «Es emocionante recibir este reconocimiento en Madrid, con mis amigos y mi familia presente.Marta y yo hemos recorrido el mundo durante 53 años, así es que tengo que decir que ella es la heroína de mi carrera. A mis padres les agradezco la vida de artista que he tenido, ya que ellos cantaban la bellísima zarzuela española. Mi bisabuelo era de Ibiza. Mis abuelos de Cataluña y Aragón. Mi padre nació en la Barceloneta, mi madre en Guetaria y yo, por un descuido, en Madrid. Y me siento español por todas partes. Una de las cosas más bonitas es presumir de ser español por todo el mundo», dijo desde el escenario. Todos los asistentes se pusieron en pie para dedicarle una calurosa ovación.

Entre los invitados que recibió la directora de la revista, Lourdes Garzón, se encontraba la mujer más buscada por los medios, Isabel Preysler, quien pudo conversar con Plácido y otros amigos, como su exmarido Carlos Falcó o Marisa de Borbón. A Isabel le pregunté por la demanda de divorcio que ha presentado en Madrid Mario Vargas Llosa y su respuesta fue la callada. Conociendo a Preysler como la conozco, ese silencio me bastó para entender que el Nobel ya ha comenzado el proceso legal.

Hubo muchos más asistentes, como es el caso del ministro de Justicia, Rafael Catalá; los jueces Pedraz y Velasco y el fiscal Horrach con su esposa. También, los diseñadores Juanjo Oliva y Teria Yabar; las modelos Nieves Álvarez y Teresa Baca; María León, que coincidió con su ex Vicente Cebrián; María Prado con su cuñada Flavia Hohenlohe; las Segrelles; Marina Castaño y su marido; Tomás Terry; Ana Bono, que coincidió en la mesa con Alonso, el hijo de Aznar; Ana Botella; Esperanza Aguirre (sólo estuvo en el cóctel); Álvarez del Manzano y su esposa María Eulalia; la actriz Macarena Gómez con Nerea Barros y Ana Fernández; y Fernando Martínez de Irujo con su sobrina Brianda Fitz-James Stuart.