GTRES

El retiro secreto de los duques de Sussex

Sale a la luz la existencia de una casa situada en Oxfordshire en la que el Príncipe Harry y Meghan Markle han hospedado a amigos como los Clooney o Serena Williams

Iván Alonso
Corresponsal en LondresActualizado:

Un caserío situado en el condado de Oxfordshire. Un oasis secreto de 300 años de antigüedad es el retiro secreto del que más disfrutan los duques de Sussex en estos meses previos al nacimiento de su primer hijo. Un escondite cuyo valor asciende a los 2 millones y medio de libras, unos 3 millones de euros, y que Meghan Markle y el Príncipe Harry alquilaron por dos años el pasado mes de mayo.

Allí, en esta finca situada en plena campiña inglesa con 17.000 metros cuadrados de terreno y cuya casa principal cuenta con dos cocinas, cuatro dormitorios y un aseo, aparte de otras dos habitaciones en la pequeña casa para invitados y para el servicio, se han hospedado ya, según la prensa británica, amigos de la pareja como George Clooney y su esposa Amal Clooney, Serena Williams o la actriz y mejor amiga de Meghan Markle, Priyanka Chopra.

Una propiedad con impresionantes vistas y por donde, acorde a un amigo de la pareja en declaraciones al «The Sun», a los recién casados «les encanta pasear a los perros por el campo y pueden estar junto a sus amigos en completa soledad sin ser molestados». Por allí también ha pasado la madre de la duquesa, Doria Ragland.

Esta masía se encuentra en una zona muy querida por Meghan, cerca del refugio rural favorito de la duquesa, conocida como Soho Farmhouse, y a pocos kilómetros también de una de las casas de los Beckham, grandes amigos de la pareja.

Preparativos de mudanza

Mientras, los duques llevan ya varias semanas inmersos en las grandes renovaciones que han solicitado para la que será su nueva casa en los próximos meses situada en Windsor y donde Meghan dará a luz a su primer hijo.

La principal preocupación es la seguridad ya que la Frogmore House, una propiedad del siglo XIX, no cuenta con las medidas necesarias en este sentido para proteger a los duques de Sussex. La casa se sitúa a escasos 200 metros de la principal avenida de esta pequeña ciudad, conocida como Long Walk, y por donde pasan cientos de personas cada día para acceder al castillo de Windsor, lo que suscita una gran preocupación por la privacidad de la pareja.

Frogmore HOuse
Frogmore HOuse - UK ROYAL

Uno de los exjefes de seguridad de la Casa Real, Ken Wharfe, ya advirtió que los costes de construcción de estas medidas de seguridad podrían elevarse hasta a los 5 millones de libras ya que la residencia ha permanecido vacía en los últimos años y ha sido utilizada anteriormente solo como alojamiento de alquiler para los miembros del personal real.

Este traslado no tiene precedentes en la historia de la Casa Real británica reciente, ya los duques de Ssusex serán la primera pareja real en décadas en establecerse fuera de Londres. En la nueva residencia tendrán más espacio ya que contarán con 5 habitaciones en comparación con las dos que tiene su actual residencia de Nottingham Cottage situada en el Palacio de Kensington. Espacio que será utilizado para una guardería y potencialmente para una niñera. Además, se espera que la madre de Meghan se mude allí para ayudar a la pareja a tiempo completo después del nacimiento de su primer nieto.