Harvey Weinstein
Harvey Weinstein - AFP

La retorcida estrategia de Harvey Weinstein para eludir la cárcel

El actor ha contratado a dos abogados que trabajaron para la actriz Rose McGowan en un caso relacionado con las drogas

ABC
MadridActualizado:

El conocido director de cine Harvey Weinstein, quien fuera uno de los hombres con más poder de Hollywood, tiene a sus espaldas numerosas acusaciones por violación, acoso y asalto sexual, entre otras. Hasta el momento han sido muchas las mujeres que han desvelado sus traumas con el cineasta, pero la última «jugada» de este ha hecho estallar a la actriz que encarnó a Rose en la serie «Embrujadas», Rose McGowan.

La intérprete ha sido una de las denunciantes con más protagonismo en lo que respecta al pasado oscuro de Weinstein. Por ello, al enterarse de que ha contratado a dos de los abogados que trabajaron para ella hace apenas un mes no ha podido contener su enfado: «Esto supone un gran conflicto de intereses pero yo sabía que había sombras detrás de las escenas», ha declarado al diario estadounidense «The Daily Beast».

Los abogados Jose Báez y Ronald Sullivan fueron los encargados de dirigir un caso en el que la actriz era acusada por posesión de drogas. En aquel momento, McGowan preguntó al primero de ellos si alguna vez trabajaría para el director, pues «tenía miedo de que los contratara» mientras aún la defendían a ella. Él respondió con de forma tajante: «No me gusta perder», tal y como informó el medio citado anteriormente.

El detonante

Hace unos días el juez que instruye el caso por acoso sexual protagonizado por Weinstein rechazó la petición de su abogado para desestimarlo. Esto hizo que la relación profesional con su entonces abogado, Benjamin Brafman, se rompiera y comenzara a buscar un nuevo equipo de defensa. La idea inicial era contratar a una mujer para que liderara el proceso, pero por el momento han sido los dos ex abogados de McGowan quienes han tomado el relevo.