Harvey Weinstein
Harvey Weinstein - EFE

El «sofá de los cástines» de Harvey Weinstein podría terminar en un campo de tiro

Un cliente de Rudder Property Group, empresa dedicada a la compra de oficinas, se plantea adquirir el lugar en el que trabajaba el productor

Actualizado:

El famoso «sofá de los cástines» de Harvey Weinstein (66 años), que se encuentra todavía en la antigua oficina de Tribeca (Nueva York, Estados Unidos) del productor, podría ser llevado a una campo de tiro. Hasta el momento, su lugar de trabajo se ha mantenido tal y como estaba antes de la oleada de acusaciones de abusos sexuales.

Michael Rudder, propietario de Rudder Property Group, dedicado a la compra de edificios de oficinas está barajando que tienen un cliente dispuesto a comprar este lugar maldito, como ha asegurado a la publicación «The Post».

«Definitivamente, nadie quiere el sofá. Las circunstancias que lo rodean hacen que la gente se sienta incómoda», desveló Rudder. Y añade: «Si lo compramos, donaremos el sofá a un campo de tiro». Se trata de un modelo color crema de tres plazas en el que Weinstein presuntamente atacaba a sus víctimas.

De hecho, la modelo italiana Ambra Battilana Gutiérrez declaró a la Policía que estaba justo en ese sofá cuando el famoso productor de Hollywood le tocó los pechos e intentó levantarle el vestido en 2005. Sin ir más lejos, su propia exasistente ha relatado en varias ocasiones que fueron muchas las veces en las que tuvo que limpiar a fondo este mueble por las manchas de semen.

Se ha convertido en un sofá tan conocido por los desgarradores relatos de las supuestas víctimas que, el pasado día 2 de marzo, apareció en las calles de Los Ángeles una estatua dorada de Harvey Wenstein sobre este con un albornoz entreabierto y un Oscar en la mano.