ABC
Esas cosas buenas...

Las vacaciones

Días oara disfrutar del sol y la familia

MadridActualizado:

En 2013 un sondeo de Gallup reveló que a solo un 13% de los empleados de todo el mundo le gusta ir a trabajar, una cifra que probablemente haya mejorado con el flextime, el teletrabajo y los avances en las condiciones laborales de muchas empresas. Y un 24% de la población global que trabaja se manifestó infeliz y poco productivo en su entorno laboral.

Nada mejor que unas buenas vacaciones para reactivar la vida empresarial, aumentar el consumo en muchos sectores y hacer felices a los ciudadanos. Para colmo, los días previos a las vacaciones se suele avanzar mucho más que habitualmente, intentando acabar proyectos y cerrar dosieres y los primeros días después del descanso se llega más fresco y despejado.

Finalmente, ha llegado agosto y con él esas ansiadas vacaciones. Un gran porcentaje de los ciudadanos patrios prefiere acercarse al mar o en su defecto, a un río o pantano - porque ciertamente el agua refresca solo con verla-. Casi todo el mundo disfruta del sol y de las reuniones familiares, ya sea en el pueblo de sus abuelos, en un nuevo destino o en los maravillosos lugares de las vacaciones de siempre.

Pero más que el cuerpo, la que a veces necesita unas vacaciones es la mente, que busca variedad y libertad. Evidentemente, lo ideal es tener un trabajo tan apetecible que las vacaciones no se echen de menos: dedicarnos a lo que nos gusta puede suponer el mayor de los lujos. Y aunque para los que viajan constantemente las verdaderas vacaciones consisten quedarse en casa, la mayoría adora salir de la rutina habitual durante unos días.