Irene Rosales junto a su marido, Kiko Rivera - GTRES

El motivo por el que Kiko Rivera plantó a su hermano Fran Rivera en el bautizo de su hijo

El hijo del torero y Lourdes Montes, Curro, fue bautizado el viernes en la iglesia sevillana de Santa Ana

Actualizado:

El pasado viernes 19 de julio se celebró el bautizo de Curro, el hijo de Fran Rivera y Lourdes Montes. El padre no quiso anunciar el evento en ningún momento. Tan solo aseguró que estaba «al caer» y que se produciría antes de que acabase el verano. Y así ha sido.

No obstante, ha habido una ausencia que ha destacado con fuerza: la de Kiko Rivera y su mujer, Irene Rosales. A pesar de que en un principio se dijo que no habían acudido por «compromisos profesionales», finalmente ha trascendido el verdadero motivo: la pareja ya había confirmado su presencia en la boda de unos amigos en Granada.

Esta decisión del hijo de la tonadillera de no asistir al bautizo de su sobrino ha vuelto a alimentar los rumores de una mala relación entre ambos. Según el colaborador de «Viva la Vida», José Antonio Avilés, Kiko Rivera podría haber vuelto a reclamar la herencia de su padre, Paquirri. Cayetano Rivera y Eva González sí que acudieron a la celebración según algunos medios, a pesar de que las informaciones iniciales apuntaban a que no habrían ido debido a que el torero se encuentra inmerso en plena temporada taurina.

Aunque la intención inicial de la familia era celebrar el bautizo en Ronda, la fiesta finalmente se ha llevado a cabo en la Hacienda Saltillo-Lasso, donde la diseñadora Rocío Osorno celebró su boda hace unas semanas. La ceremonia religiosa, que también se ha llevado con estricto secretismo, ha tenido lugar en la iglesia sevillana de Santa Ana.