Instagram

CR7 viajó a Marruecos mientras el Real Madrid jugaba en Gijón el sábado

Obtuvo el permiso de Zinedine Zidane para pasar el fin de semana con su familia en Marrakech

FRANCISCO CHACÓN
CORRESPONSAL LISBOAActualizado:

Cristiano Ronaldo obtuvo permiso de Zinedine Zidane para disfrutar del fin de semana lejos de la concentración del Real Madrid, en vista de que el entrenador francés le quiere fresco para los dos duelos trascendentales que se avecinan en el Bernabéu: con el Bayern Múnich el martes 18 de abril y frente al Barcelona cinco días después. No iba con él Georgina Rodríguez, a quien no ha podido verse en las imágenes compartidas a través de la web ‘cr7worlwide’.

Gtres
Gtres

Ronaldo vuelve así a una ciudad que conoce muy bien porque solía escaparse al enclave turístico para encontrarse con el boxeador holandés de origen marroquí Badr Hari, entre rejas actualmente después de un tribunal de Ámsterdam le condenase a dos años de privación de libertad por doble agresión.

De modo que ahora el cariz del periplo se ha revelado totalmente distinto: de las juergas del pasado (reciente) al refugio familiar de hoy. Al menos hasta que el temible Bayern llame a las puertas del estadio de La Castellana y sus familiares retornen a sus destinos en Funchal (Madeira) y Madrid.

Según algunas fuentes, Cristiano estaría interesado en dar forma en Marrakech a un hotel de ‘alto standing’ para famosos internacionales (con una tienda dedicada a él y sus marcas), aunque después pudo saberse que esa operación tal vez se desplazaría a la ciudad de Casablanca, motor económico de Marruecos. Al parecer, el espectacular delantero planea comprar un edificio con tal objetivo en la zona de Ain Diab Corniche, cerca de un gigantesco centro comercial.

Lo que está claro es que su olfato para los negocios marcha viento en popa, como demuestra el éxito de los dos hoteles Pestana CR7 abiertos en Funchal y en Lisboa. Este último, situado en una esquina de la calle Prata, dio la campanada en Semana Santa con un ‘brunch’ al precio de 23 euros (gratuito para los clientes alojados en el establecimiento), coronado con tostas de guacamole y salmón ahumado antes de terminar con panqueques de ‘mousse’ de chocolate y fruta laminada.

Los dos goles en Champions frente al Bayern en el Allianz Arena le han convertido en el primer futbolista que alcanza las 100 dianas en competiciones europeas, incluyendo sus tantos con el Manchester United y el Real Madrid.

Una circunstancia que se halla en la raíz del permiso especial del que ha podido beneficiarse durante el fin de semana, pues Zidane quería premiarle. De modo que eximirle de gastar fuerzas en Gijón fue un detalle muy apreciado por el ‘crack’ portugués de 32 años, dispuesto siempre a rodearse de los suyos para sentir el calor de los Aveiro.