Pilar Rubio y Victoria Beckham - Gtres | Vídeo: David y Victoria Beckham disfrutan de un fin de semana en Sevilla (EP)

El día que Victoria Beckham despreció a Pilar Rubio

La ex Spice Girl no cumplió el protocolo en la boda de Sergio Ramos y la presentadora, sin embargo esta no era la primera vez

ABC
MadridActualizado:

El exfutbolista David Beckham y su mujer, la diseñadora Victoria Beckham acudieron este sábado a la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos. El matrimonio aprovechó su estancia en Sevilla para disfrutar de un caluroso domingo bajo el sol hispalense.

La ex Spice Girl no acertó del todo en la boda del futbolista y la presentadora de televisión. No es que no fuera elegante, que desde luego lo fue, pero el vestido no era el más apropiado para una boda. Y menos para una en mitad de junio en Sevilla.

David y Victoria Beckham
David y Victoria Beckham - Gtres

Para empezar se saltó el protocolo, ya que los novios habían pedido a las señoras que evitaran algunos colores: rojo, naranja, verde y blanco. Este último no hacía falta mencionarlo, ya que normalmente se descarta para no eclipsar a la que suele vestirlo en el altar. Pero Victoria decidió ir de blanco y, fiel a sí misma, se puso un modelo con un original estampado de cadenas que pertenece a su colección de Invierno 2019/2020.

Esta no es la primera vez que la diseñadora le hace «un feo» a la televisiva. Hace más de diez años, cuando Pilar Rubio trabajaba como reportera del programa «Sé lo que hicisteis», tuvo que acudir a una de las calles más céntricas de la capital con el objetivo de conseguir una declaración de la mujer del entonces jugador del Real Madrid.«Hola, Victoria, tengo un regalo para ti, son unas zapatillas típicas españolas», le dijo mostrándole una caja de las típicas zapatillas de la firma española «Victoria».

A pesar de los gritos de la reportera, la diseñadora ni se dignó a mirarla y entró en el coche sin despegar los labios. A pesar de todo, Pilar Rubio no se rindió y echó a correr detrás del coche para insistir para que aceptara el regalo del programa: «Bueno, por lo menos nos ha mirado», comentó resignada la televisiva.