La imagen de la polémica - ABC

El desnudo de Paz Vega indigna a Gerena

La actriz ha prestado su imagen para un calendario en el que sale desnuda, solo cubierta con una larga mantilla negra y frente a una Virgen

gerena (Sevilla) Actualizado:

De Virgen, con un bombón en la mano y desnuda con mantilla negra, frente a la patrona del pueblo. El calendario editado por la empresa alemana fabricante de chocolate Lambertz, que fichó a la actriz sevillana, Paz Vega, para ilustrar parte del anuario 2012, ha levantado ampollas en el municipio. Arte o fe, lo cierto es que no ha gustado demasiado que la imagen religiosa de Nuestra Señora de la Encarnación de Gerena aparezca en un calendario de alto contenido erótico pese a que contara, en principio, con el beneplácito de la hermandad que salvaguarda la capilla, situada en el Cortijo El Esparragal de la localidad. Aunque la hermandad declinó ayer hacer ningún tipo de declaración, fuentes consultadas por ABC apuntan a que la corporación podría sentirse “engañada” en tanto que desconocían el tipo de fotografías que la productora en cuestión venía desarrollando.

Ante la polémica, la gerencia del cortijo El Esparragal donde se tomaron varias de las fotos que componen el calendario, sí quiso desvincularse de lo ocurrido y explicó que, pese a que la ermita de Nuestra Señora de la Encarnación se encuentra en el interior de la finca, ésta fue donada a la hermandad en 1984 por lo que, como propietaria, “la gestión de cualquier tipo de actividad desarrollada en dicha ermita o utilización de la misma, es competencia exclusiva de la hermandad”. Advirtieron así que de las fotos que aparecen en el calendario Lambertz, solo cinco fueron tomadas en instalaciones del cortijo. “En ninguna, dicha actriz aparece desnuda, realizándose el resto de fotos en ubicaciones diferentes ajenas a esta empresa”, aseguró el director general del Esparragal, Luis Campos.

La intención de la productora por incluir en el reportaje fotográfico escenas en un espacio religioso de la zona parece que no fue casual. De hecho, ya se habían interesado previamente por otra capilla privada que se ubica en la finca El Esparragal, si bien la dirección del cortijo “se negó en rotundo, prohibiendo dicho espacio para cualquier tipo de fotografías”. A partir de ahí, la productora gestionó “por su cuenta y riesgo” la realización de las imágenes en la ermita de la patrona, interviniendo entonces la Junta de Gobierno de la hermandad de la Encarnación.

Con consentimiento o no, el debate está abierto. La sevillana, que presentó el calendario el pasado día 5 en Berlín, sale posando ataviada con trajes de inspiración taurina, flamenca o religiosa, en actitud orante. Algunos vecinos culpaban ayer a la hermandad por permitirlo mientras que otros arremetían directamente contra la propia actriz por prestarse “a este tipo de eventos que perjudican su imagen pública”. La mayoría coincidía en que las fotos suponen una “falta de respeto” al tratarse de una virgen “muy venerada” en la localidad. El Ayuntamiento de Gerena quiso guardar silencio ante lo ocurrido al entender que la controversia les era “ajena” por ser “tema exclusivo” de la hermandad.