Beyoncé en Coachella, música y moda

Este sábado el festival de música de Coachella, en California, transmitirá en streaming sus principales conciertos. Entre ellos, estará el de Beyoncé, verdadera papisa de la música actual y líder de opinión indiscutible

MADRIDActualizado:

Este festival tan «posh», comercial y multitudinario, es el colmo de la pose para muchas caras conocidas de la escena social mundial. Se trata de un evento que mezcla «Woodstock» con actividades y actitudes del excéntrico y exclusivo festival del Burning Man en Nevada. Coachella puede que tenga un formato promocional, menos auténtico que sus homólogos, pero estar cuajado de modelos y jóvenes de familias conocidas de los cinco continentes disfrazados convenientemente para la ocasión, ha hecho de esta una de las citas más comerciales para el mundo de la moda.

Durante el fin de semana, las «pobres niñas ricas» que acudan tras horas de vuelo, preparación de atuendos y tratamientos de belleza, han dado notoriedad al evento, al tiempo que han eliminado bastante de la esencia de lo que comenzó en 1999 como un festival de música alternativa en un pueblo indio americano a 200 kilómetros de Los Ángeles. Hace unos 8 años ya había comenzado a tener un gran impacto el estilo de flores, hippy, con flecos y tejidos en algodón de Coachella en las grandes marcas de moda. Ahora se trata de un estilo recurrente que ha vuelto a la actualidad y se encuentra en casi cualquier marca.

Paris Hilton y Chris Zylka, en 2017
Paris Hilton y Chris Zylka, en 2017 - GTRES

La aglomeración de vips incluye a Paris Hilton, Katy Perry, Lindsay Lohan, Presley y Kaia Gerber, Alessandra d’Ambrosio y una selección de la familia cada vez más amplia de los Mónaco. Se espera a las Jenner, si es que llevan sponsor puesto, porque Coachella es sobre todo un escaparate en el que las marcas se promocionan. Casi 100.000 personas pagarán unos tickets de entradas que nada tienen de hippy - unos 320 euros- en un festival que dura dos fines de semana, en el que la zona Vip tiene un coste adicional de 850 euros, las bebidas y comidas se venden a precio de oro y la estancia en las curiosas tiendas de campaña con aire acondicionado se alquilan a precios desorbitados. Este año, entre las 77 actuaciones planeadas, que incluyen a Eminem, Cardi B o The Weeknd, la protagonista será la «abeja reina», que es como llaman en Estados Unidos a Beyoncé.