Kaia Gerber desfila para Calvin Klein en Nueva York el pasado noviembre
Kaia Gerber desfila para Calvin Klein en Nueva York el pasado noviembre - AFP

Calvin Klein deja las pasarelas

La oficina de Milán cierra sus puertas y despiden a parte del equipo de Nueva York

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Calvin Klein deja la pasarela y las colecciones de temporada para concentrarse en su negocio principal, la ropa básica de corte intemporal. PVH Corporation, la matriz que ha controlado estos últimos años en la marca, no lo encuentra rentable.

PVH, uno de los mayores inversores en marcas de moda en el mundo, con ventas de 9000 millones de dólares en 2018 y marcas como Tommy Hilfiger, Speedo o Geoffrey Beene en su portfolio, lleva décadas a cargo de marcas norteamericanas de corte juvenil y ciertamente deportivo. Calvin Klein ha sido su marca de más alto nivel hasta el momento. Pero en PVH se han dado cuenta que son los básicos de estilo norteamericano, precio más ajustado y corte básico, lo que más saben vender.

Desde que Raf Simons se marchó de Calvin Klein de modo inesperado durante esta pasada Navidad, la marca ha repensado su estrategia. Simons, que se fue de puntillas como quien dice, había llegado a Calvin Klein en el verano de 2016 procedente de Dior, donde tampoco estuvo mucho tiempo. En lugar de buscar a otro modisto como director creativo, Calvin Klein decide dejar el prêt-à-porter sofisticado y la costura, cerrando también «Calvin Klein by Appointment». No obstante, conscientes de la importancia de Hollywood en la industria de la moda, la marca seguirá vistiendo a personalidades para la alfombra roja, quizás a través de un pequeño taller de prototipos.

Calvin Klein no desfiló en Nueva York ni en París en Febrero pasado y cerró su emblemática tienda de Madison Avenue en Nueva York. En realidad, aunque Raf Simons dio cierto nombre a la casa, su estilo no se asemejaba al habitual de Calvin Klein, más sencillo y sport. Tras comprobar los pobres rendimientos obtenidos después de invertir más de 70 millones de dólares en la marca, PVH ha decidido recortar las operaciones. La empresa busca ahora a un creativo que se encargue de todas sus líneas de producto, principalmente las de ropa interior y vaqueros, los dos productos «faro» de CK junto con la perfumería. Y es que actualmente, una marca norteamericana tantos años conocida por sus vaqueros, su ropa de sport y sus perfumes, no necesita entrar en el muy francés juego de los desfiles para mantener su autenticidad. Zapatero a tus zapatos.