Mariano Camio, el pasado abril
Mariano Camio, el pasado abril - EFE

Caso Balenciaga Condenan a cuatro años de cárcel al exalcalde de Getaria

A Mariano Camio se le atribuyen los delitos de administración desleal y falsedad documental en la construcción del museo

MadridActualizado:

El Juzgado de lo Penal número 2 de San Sebastián condenó ayer al exalcalde del PNV en Getaria, Mariano Camio, a cuatro años de cárcel por un delito continuado de administración desleal y otro de falsificación continuada en documento mercantil. En las irregularidades acometidas en la construcción del museo Balenciaga, a Camio también se le acusaba de un delito de malversación de caudales públicos y de un delito societario, por los que ha sido absuelto.

El museo Cristóbal Balenciaga
El museo Cristóbal Balenciaga - ABC

Con esta sentencia termina un caso cuya vista oral tuvo lugar el pasado mes de abril. Además de su ingreso en prisión, Camio deberá abonar 426.093 euros a la mercantil Berroeta Aldamar y 43.687 euros a la Fundación Cristóbal Balenciaga. En la vista no se personó otro de los principales acusados: Julián Argilagos, el arquitecto cubano que se encargó al principio de la rehabilitación del palacio Aldamar en Getaria -la antigua residencia de los padres de Fabiola de los Belgas- y de su posterior ampliación para albergar el museo de Cristóbal Balenciaga. Sobre Argilagos pesa una orden de búsqueda y captura internacional por delitos de administración desleal e intrusismo profesional, ya que no tenía el título de arquitectura homologado en España. Tal y como se publicó en estas páginas el pasado mes de abril, en Getaria no saben nada de Argilagos desde 2005, cuando se fue a Miami, alegando que desde allí continuaría con el proyecto del museo, que supervisaría en persona otro arquitecto cubano, Rolando Paciel, quien ayer fue absuelto de un delito de intrusismo profesional.

Fue en 2001 cuando se puso la primera piedra del proyecto, que tenía un presupuesto de 4,8 millones de euros y acabó costando 30 millones. En 2007 comenzó la fase de instrucción del caso Balenciaga, al que ayer se le pudo dar el carpetazo final. Durante este tiempo las corruptelas y artimañas políticas, unidas a una supuesta historia de amor entre Camio y Argilagos han hecho que el caso Balenciaga tenga todos los puntos de giro necesarios para una novela.