Lagerfeld con las hermanas italianas que supieron organizarse y hacer una marca emblemática
Lagerfeld con las hermanas italianas que supieron organizarse y hacer una marca emblemática

Fendi desembarca en España con una imponente boutique en el Paseo de Gracia

La empresa dirigida por Karl Lagerfeld estrena en Barcelona un local diseñado por Toyo Ito

Actualizado:

En plena zona de la Pigna romana, junto al imponente monumento blanco a Vittorio Emanuele II, se abrió en 1925 una pequeña tienda de complementos en piel y prendas de peletería. Sus orgullosos propietarios, Edoardo Fendi y Adele Casagrande, no hubieran imaginado entonces el tamaño y la imponente presencia de la tienda que su marca abriría en Barcelona casi un siglo más tarde.

La zona del centro histórico de Roma, junto al Foro Romano, a la Fontana de Trevi y a la via del Corso, se conoce como Pigna. En este lugar privilegiado, el matrimonio Fendi fundó hace 93 su marca, abriendo una boutique que consiguió fama internacional gracias a las visitas de norteamericanas acaudaladas a la ciudad y a la influencia de los estudios de Cinecittà en todo el mundo. Sus cinco hijas, Franca, Paola, Anna, Carla y Alda, tomaron las riendas de la empresa décadas más tarde. Paola se convirtió en la mayor experta en abrigos de pieles; Franca se ocupaba de las compras y dirigía la tienda de via Borgognona; Carla se convirtió en la responsable de la actividad comercial y de la comunicación con los medios; Alda se quedó a cargo del taller y Anna se ocupó siempre de los proyectos de tienda y de las nuevas licencias.

A golpe de estilo

Las cinco hermanas Fendi tuvieron el buen ojo de contratar a un joven Karl Lagerfeld hace la friolera de 53 años, dejándole intervenir en la definición de la marca y las colecciones. Idearon juntos el logotipo de las dos efes enfrentadas, entraron en el mundo del prêt-à-porter, el universo de la ropa de hombre, de los zapatos e incluso de los perfumes. Cuando en 1983, Karl Lagerfeld fue contratado también como director creativo de Chanel, las Fendi decidieron incluir a la tercera generación en el ruedo para reiniciar motores. Fue así cómo, en 1987, entró en el negocio Silvia Venturini Fendi, hija de Anna, que fue la responsable de crear la línea «Fendissime», años más tarde desaparecida, y de ocuparse de los accesorios.

Sarah Jessica Parker
Sarah Jessica Parker

Parte del grupo LVMH desde 2004, Fendi se lanzó al estrellato con el comienzo del milenio, rescatada por casualidad por Sarah Jessica Parker para la famosa serie «Sexo en Nueva York». Necesitada de accesorios de fashionista para sus personajes, los responsables de vestuario de la serie no conseguían a grandes marcas en el inicio del rodaje, pues se trataba de un nombre de serie poco ortodoxo y de actrices en su mayoría desconocidas. Pero Fendi, que no tenía mucho movimiento en USA, prestó su baguette a Carrie Bradshaw y con ello llegó el triunfo. Desde entonces, si bien Manolo Blahnik, Jimmy Choo o Dolce & Gabbana prestaron piezas a Sarah Jessica y sus compañeras, ellas nunca abandonaron Fendi.

Después de Puerto Banús

En 2005 se creó el Palazzo Fendi en el centro de Roma para celebrar el 80 aniversario de la fundación de la marca y sucesivamente se abrieron tiendas en los lugares más exclusivos. Esta pasada semana, la marca dirigida por Karl Lagerfeld y Silvia Venturini Fendi ha desembarcado con una tienda potente en España, tras haber hecho una prueba con un pequeño establecimiento en Puerto Banús hace años.

El espacio Fendi de Barcelona se ubica en un edificio moderno de Paseo de Gracia, tras una fachada creada por el reputado arquitecto Toyo Ito. Una gran lámpara de araña hecha a medida por Bocci en tonos rojo, naranja y rosa, ilumina la entrada de doble altura de un establecimiento dividido en dos plantas, que contará en la planta alta con la línea masculina, rodeada por un ambiente en tonos verdes, grises y tierra, con los sillones ya clásicos de Casa Fendi, una chaiselongue de Mies Van der Rohe -igual que las tiendas de Gucci en los años 90- y una mesa baja diseñada por Gio Ponti. La gran casa de modas fundada hace 93 años en la Via del Plebiscito de Roma ha tardado en hacer un estreno de oro en España, pero su llegada va de la mano de la modernidad y la elegancia al estilo siglo XXI.