Mapa mundial de las vacunas obligatoriasFuente: Asociación española de vacunología.

Estos son los países en los que hay que vacunarse antes de viajar

Los aventureros que decidan explorar territorios exóticos deben acudir a los médicos para que les aconsejen sobre los hábitos que deben adoptar antes y durante el trayecto

MADRIDActualizado:

Los viajes a países extranjeros son una gran experiencia por la cultura, gastronomía o los paisajes que quitan el aliento. Unas vivencias por las que hay que pagar, en ocasiones, un pequeño «peaje»: las vacunas. Obligación indispensable para algunas regiones y que pueden suponer una limitación para algunas personas.

La Unidad de Medicina Tropical y Salud del Viajero del Hospital La Paz-Carlos III acoge cada verano a aventureros interesados en conocer todas las recomendaciones que deben tomar antes de emprender el trayecto que han estado planificando durante todo el año. Una consulta obligatoria para prevenir posibles enfermedades.

El primer paso, según la médico adjunto de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital La Paz-Carlos III, Clara Crespillo, es actualizar el calendario vacunal de la infancia y después administrar las vacunas necesarias en función del tipo de viaje, tipo de viajero y los brotes o alertas sanitarias actualizados a la región geográfica correspondiente. «Dos personas que van a la misma zona pero van a hacer un viaje diferente (por ejemplo, cooperación o turismo) no tienen por qué ponerse las mismas vacunas», explica. «Además, es importante acudir con un mes de antelación a la consulta, para asegurarse que se puedan poner las dosis necesarias de las vacunas, antes del viaje».

Asimismo, hay lugares en los que son imprescindibles recibir determinadas vacunas para poder entrar al país, son las conocidas como vacunas obligatorias. «Pueden ser solicitadas en la frontera cuando se hace tránsito de un país con riesgo de la enfermedad a otro que no lo tenga», comenta la experta. Las inyecciones obligatorias son la Fiebre Amarilla, que es administrada junto con un certificado con validez internacional y actualmente tiene duración de por vida, y la Meningitis Tetravalente, que es necesaria para hacer la peregrinación a la Meca.

Por su parte, la malaria es una de las enfermedades más complicadas que se puede contraer en los países del trópico. De hecho, en casos de malaria grave, puede conllevar la muerte del paciente si no se toman las medidas adecuadas. Para evitar esta situación, se deben ingerir unas pastillas conocidas como quimioprofilaxis, la más utilizada es la que lleva como principio activo Atovacuona/Proguanil, que se toma desde un día antes del viaje, durante el trayecto y siete días después. «Este medicamento tiene muy buena tolerancia, y su uso, cuando está indicado, es muy seguro y necesario». «Existen otros fármacos para estancias más prolongadas que podrían producir efectos secundarios, como fotosensibilidad o insomnio, aunque el mayor peligro para la salud es no tomar esta medicación cuando se está en zonas con elevado riesgo de malaria». No obstante, el mayor obstáculo lo tienen las embarazadas, y las personas que están inmunodeprimidas, bien por fármacos o por enfermedad. Estos grupos no pueden someterse a vacunas de microorganismos vivos.

En cualquier caso, las vacunas solo son un complemento a diferentes hábitos que se deben adoptar durante el viaje para evitar las picaduras de mosquitos u otros insectos que transmiten enfermedades. Por eso, la Dra.Crespillo recomienda repelentes que tengan el principio activo más eficaz, DEET a una concentración elevada; rociar la ropa con permetrina, cubrirse lo máximo posible con prendas transpirables y utilizar mosquiteras para dormir. A lo que une cuidados a la hora comer y beber porque los alimentos pueden contener virus, bacterias o parásitos. Las mejores opciones: agua embotellada y evitar comestibles crudos.