Actualidad Córdoba

Reapertura: Vaquena Burger estrena local y carta

Por Rocío Górriz,

Reapertura: Vaquena Burger estrena local y carta

Tanto en su anterior etapa como en la que empezó hace poco, Vaquena Burger abrió con vocación de convertirse en uno de los lugares de referencia para los amantes de la carne «premium». En su nueva etapa, no ha perdido ni un ápice de calidad y siguen pudiendo presumir de elaborar sus hamburguesas con carne de vacuno de pasto y bellota natural procedente de su propia ganadería. La maduración de la materia prima se hace en seco en sus instalaciones frigoríficas, mediante un proceso de maduración natural en el que la canal se conserva durante un mínimo de 15 días, para alcanzar el mayor grado de ternura y suavidad. Lo que sí ha cambiado, y para mejor, es la imagen del local, que ha sido ampliado sumando al inicial el espacio ocupado por la conocida Cervecería Grifo, una auténtica institución en Ciudad Jardín.
Desde su reapertura, el cliente disfruta de un espacio notablemente más amplio, cosmopolita, y con varios ambientes claramente diferenciados. Su decoración es moderna, a medio camino entre las hamburgueserías neoyorkinas y las del Miami más festivo y «cool».

vaquena7peq
Sin embargo, en Vaquena Burger la auténtica protagonista es la materia prima. No sólo sirven una carne de primera, sino que la combinan con pan artesanal procedente de un excelente obrador de Cabra, donde se encuentra el restaurante matriz.
Así pues, los ingredientes son cuidadosamente seleccionados para realzar el sabor de cada hamburguesa. Además, todas sus salsas se elaboran con productos naturales para lograr aunar sabor y salud a cada bocado.
Y lo que es más importante, el comensal puede elegir el punto exacto de la hamburguesa gracias a una ilustrativa carta. Su nueva nómina de hamburguesas es todo un homenaje a la idiosincrasia cordobesa: Mezquita, Corduba, Corredera, Calahorra, Mayo o La Ribera son algunas de ellas.
También existe la posibilidad de comer una versión mini o degustar una totalmente personalizada, en la que es el cliente quien elige cada ingrediente. Un auténtico espectáculo dentro y fuera de la cocina, acompañado de patatas naturales caseras y salsa especial.
También llevan ocurrentes apellidos «made in Córdoba» los aperitivos: nachos Gran Capitán, patatas piconeras y ensalada Los Villares.
Al margen del santo y seña de la casa, tienen elaboraciones propias para abrir el apetito como croquetas caseras; hojaldre relleno de salsa boloñesa casera y queso gorgonzola (saquitos), bombitas, lagrimitas, steak tartar o fajitas. Y los postres, mayoritariamente tartas, tampoco defraudan.